ODM 3: promover la igualdad entre los sexos y la autonomía de la mujer

Los indicadores del ODM3 permiten hacer un seguimiento de elementos fundamentales de la participación social, económica y política de la mujer, y orientar la creación de sociedades equitativas para ambos sexos.

Todos los ODM influyen en la salud, y la salud influye en todos los ODM. Los ODM son interdependientes. Por ejemplo, una mejor salud permite a los niños aprender y a los adultos ganarse la vida. La igualdad entre los sexos es esencial para lograr una mejor salud.

Meta 3.A. Eliminar las desigualdades entre los sexos en la enseñanza primaria y secundaria, preferiblemente para el año 2005, y en todos los niveles de la enseñanza antes del fin del año 2015.

La educación de las niñas está íntimamente relacionada con la autodeterminación, la mejora de la salud, el nivel social y económico, y los resultados sanitarios positivos para las madres y sus hijos. Sin embargo, las niñas siguen representando un 55% de la población no escolarizada.

Las muertes maternas y los trastornos relacionados con el embarazo no se podrán eliminar sin la autonomía de la mujer. La mortalidad materna es la primera causa de muerte en adolescentes de 15 a 19 años, y en muchos países los servicios de salud sexual y reproductiva tienden a centrarse exclusivamente en las mujeres casadas, ignorando a las solteras y a las adolescentes.

La autonomía de la mujer, y en particular su acceso a la información sobre la salud y al control de recursos como el dinero, son factores importantes para lograr la igualdad entre los sexos y la equidad sanitaria. Sin embargo, la razón entre los ingresos de las mujeres y los hombres está muy por debajo de la paridad en todos los países en los que se dispone de datos al respecto.

Una de cada tres mujeres sufrirán violencia en algún momento de su vida, lo cual puede ocasionar embarazos no deseados y abortos, entre otras consecuencias.

Áreas de trabajo fundamentales de la OMS

En alianza con los Estados Miembros y otras partes interesadas, la OMS:

  • promueve la autonomía de la mujer, especialmente en la medida en que contribuye a la salud;
  • apoya la prevención de la violencia de género y las medidas para hacerle frente;
  • fomenta la participación y el liderazgo de las mujeres, especialmente en el sector de la salud;
  • define cómo los hombres pueden comprometerse con el fomento de la igualdad entre los sexos y contribuir más a su propia salud y a la salud de sus familias y comunidades;
  • crea capacidades en la propia OMS y en sus Estados Miembros para identificar las deficiencias relacionadas con la igualdad entre los sexos, y
  • presta apoyo a políticas y programas sensibles a las cuestiones de género.

Enlaces conexos

Campañas mundiales de salud pública

Recursos de la OMS