ODM 4: reducir la mortalidad infantil

Meta 4.A: reducir en dos terceras partes, entre 1990 y 2015, la mortalidad de niños menores de 5 años

6,6 millones de niños menores de 5 años murieron en 2012. Casi el 75% de esas defunciones se deben a sólo seis trastornos, a saber: problemas neonatales, neumonía, diarrea, paludismo, sarampión y VIH/SIDA.

El objetivo consiste en reducir la mortalidad entre los menores de cinco años en dos tercios para el año 2015 con respecto a 1990.

La consecución del ODM de reducir la mortalidad infantil supondrá alcanzar la cobertura universal con intervenciones cruciales eficaces y asequibles en lo concerniente a: atención de la madre y el recién nacido; alimentación del lactante y del niño pequeño; vacunas; prevención y tratamiento de casos de la neumonía y septicemia; lucha contra el paludismo; y prevención y atención del VIH/SIDA. En países con tasas de mortalidad elevadas, estas intervenciones podrían reducir el número de defunciones a menos de la mitad.

Para realizar esas intervenciones la OMS promueve cuatro estrategias principales:

  • cuidado domiciliario apropiado y tratamiento oportuno de las complicaciones en los recién nacidos;
  • atención integrada a las enfermedades infantiles en todos los menores de 5 años;
  • programa ampliado de inmunización;
  • alimentación del lactante y del niño pequeño.

Estas estrategias relacionadas con la salud infantil se complementan con intervenciones dirigidas a la salud materna, en particular la atención cualificada durante el embarazo y el parto.

Enlaces conexos

Recursos de la OMS