Tuberculosis (TB)

Proseguir la expansión y mejora de un DOTS de calidad

Elemento 2: detección de casos mediante pruebas bacteriológicas

Diagnóstico bacteriológico

Las pruebas bacteriológicas siguen siendo el método recomendado para detectar los casos de TB, primero con la baciloscopia y después con el cultivo y el antibiograma, como se indica a continuación.

Fortalecimiento de la red de laboratorios

Para asegurar el acceso a la baciloscopia de calidad garantizada es necesaria una amplia red de laboratorios bien equipados y con personal bien formado. Para ello, muchos países probablemente necesiten inversiones adicionales en la red de laboratorios. Además, cada país debe disponer de un laboratorio nacional de referencia que disponga de buenos recursos y funcione plenamente.

La red de laboratorios debe basarse en los principios siguientes:

  • adopción de normas nacionales acordes con las directrices internacionales;
  • descentralización de los servicios de diagnóstico, manteniendo altos niveles de rendimiento;
  • comunicación entre los miembros de diferentes niveles de la red y;
  • un sistema eficaz de gestión interna y externa de la calidad que incluya la supervisión

Los servicios de cultivo y antibiograma deben introducirse de forma escalonada en los niveles de referencia pertinentes del sistema de salud. Sus funciones deben incluir el diagnóstico de la TB con baciloscopia negativa, el diagnóstico de la TB en adultos y niños seropositivos para el VIH, el diagnóstico y la comprobación de la respuesta al tratamiento en los casos de TB multirresistente, y la realización de pruebas en el contexto de las encuestas periódicas sobre la prevalencia de la farmacorresistencia. El mantenimiento de la calidad de la red de laboratorios depende de la formación, supervisión y apoyo periódicos, así como de la motivación del personal de laboratorio. Debe hacerse el mejor uso posible de los laboratorios públicos y privados ya existentes.

Compartir