Salud sexual y reproductiva

Preservativo femenino

David Alexander/Photoshare

El preservativo femenino tiene la ventaja de que es la mujer quien lo controla y que esta puede ponérselo varias horas antes de la relación sexual. Cada vez está más generalizado, y están apareciendo nuevos productos en el mercado.

El Departamento de Salud Reproductiva e Investigaciones Conexas (RHR) colabora con sus asociados para brindar asistencia en materia de investigación, diseño, desarrollo, seguridad, eficacia, garantía de calidad, reglamentación, adquisición y promoción de los preservativos femeninos.

Elaboración de un sistema genérico de precalificación y especificación precisa para la adquisición de preservativos femeninos

Se están desarrollando nuevos modelos de preservativos femeninos, algunos de los cuales se han empezado a comercializar. No obstante, hasta la fecha tan solo uno de ellos ha obtenido la aprobación para ser adquirido en grandes cantidades en el marco de programas púbicos. Los fabricantes de estos nuevos preservativos femeninos necesitan urgentemente apoyo y orientación con el fin de poder realizar las investigaciones, las pruebas de garantía de calidad y los ensayos clínicos necesarios para obtener las aprobaciones reglamentarias de los países a los efectos de su adquisición en grandes cantidades.

Comité OMS/UNFPA de Examen Técnico de los Preservativos Femeninos

Katie Richey/Photoshare

El Comité, que se reunió por primera vez en 2006, tiene como mandato examinar los datos científicos relativos a los tipos de fallo de los preservativos femeninos, así como armonizar las múltiples definiciones existentes de dichos tipos de fallo y elaborar y publicar otras nuevas.

El Comité también formuló criterios de revisión y estructuró un proceso de examen del diseño, los aspectos clínicos y técnicos, el proceso de fabricación y los procesos de prueba y de garantía de calidad de los tres preservativos femeninos sometidos a examen. Este proceso tuvo como resultado la precalificación de un preservativo femenino: el FC2.

Consideraciones acerca de la reutilización del preservativo femenino

La OMS recomienda utilizar un preservativo masculino o femenino nuevo en cada relación sexual que conlleve un riesgo de embarazo no planeado o de infección por transmisión sexual, incluida la infección por el VIH. Dado que el acceso a los preservativos femeninos puede ser limitado y que se ha señalado su reutilización, la OMS ha convocado dos consultas para abordar los aspectos relativos a dicha reutilización.

Sobre la base de estas consultas, la OMS no recomienda ni promueve la reutilización de los preservativos femeninos. Reconociendo la urgente necesidad de elaborar estrategias de reducción de riesgos para las mujeres que no pueden acceder o no acceden a estos nuevos tipos de preservativo, los participantes en la consulta elaboraron un proyecto de protocolo para el manejo y la preparación seguros de los preservativos femeninos a los efectos de su reutilización.

Este protocolo se basa en los mejores datos científicos disponibles, pero su seguridad no se ha estudiado exhaustivamente y todavía no se ha evaluado su eficacia para su uso en humanos.

Habida cuenta de la diversidad de contextos culturales y sociales y de circunstancias personales en las que la reutilización del preservativo femenino puede ser aceptable, factible y segura, y dado que el equilibrio entre riesgos y beneficios varía según el contexto, la decisión final de apoyar o no la reutilización del preservativo femenino debe ser adoptada en última instancia a nivel local.

La OMS sigue apoyando la investigación sobre la reutilización del preservativo femenino y difundirá la información pertinente, los resultados de los estudios realizados en la materia y directrices para los encargados de formular políticas a medida que se disponga de más datos al respecto.

Compartir

Enlaces conexos