Salud sexual y reproductiva

Proyecto de Estrategia Mundial del Sector de la Salud contra las Infecciones de Transmisión Sexual para 2016-2021

Banco Mundial/Flore de Préneuf
Los jovenes deben estar informados de las practicas sexuales seguras para prevenir enfermedades de transmisión sexual incluyendo el SIDA.

Ahora que el mundo mira a 2030 y se prepara para afrontar los retos que plantean los ambiciosos Objetivos de Desarrollo Sostenible, la Organización Mundial de la Salud está elaborando tres estrategias mundiales del sector de la salud para hacer frente al VIH/sida, las hepatitis víricas y las infecciones de transmisión sexual.

Las estrategias abarcarán el periodo 2016-2021 y estarán finalizadas para ser examinadas por la 69.a Asamblea Mundial de la Salud en 2016.

Dos terceras partes de la población mundial menor de 50 años están infectadas por el virus del herpes simple de tipo 1

28 de octubre de 2015 -- Más de 3.700 millones de personas menores de 50 años –es decir, el 67% de la población– están infectadas por el virus del herpes simple de tipo 1 (VHS-1), según las primeras estimaciones mundiales de la Organización Mundial de la Salud sobre esta afección, publicadas en la revista científica PLoS ONE. Existen dos tipos de virus del herpes simple: el de tipo 1 (VHS-1) y el de tipo 2 (VHS-2). Ambos son muy contagiosos y no tienen cura.

Promover la planificación familiar

Nguyen Quoc Phong/Photoshare

La planificación familiar permite a las personas tener el número de hijos que desean y determinar el intervalo entre embarazos. Se logra mediante la aplicación de métodos anticonceptivos y el tratamiento de la esterilidad. Se calcula que en los países en desarrollo unos 222 millones de mujeres desean posponer o detener la procreación pero no utilizan ningún método anticonceptivo.

Actualidad

Biblioteca de Salud Reproductiva (BSR) de la OMS

La BSR selecciona la mejor evidencia disponible sobre salud sexual y reproductiva de las revisiones sistemáticas Cochrane y la presenta como acciones prácticas para médicos (y formuladores de políticas) con el fin de mejorar los resultados de salud, especialmente en los países en desarrollo.