Archivo

Esta página ha sido archivada.
Consultar la versión actualizada.

Centro de prensa

La OMS se felicita de la sentencia histórica del Tribunal Supremo de Australia sobre la ley de empaquetado sencillo del tabaco - Página archivada

Declaración de la Dra. Margaret Chan, Directora General de la Organización Mundial de la Salud
15 de agosto de 2012

La Organización Mundial de la Salud acoge con gran satisfacción la trascendental decisión del Tribunal Supremo de Australia de desestimar un recurso interpuesto por la industria tabacalera, y exhorta al resto del mundo a seguir el ejemplo de ese país y adoptar una postura firme ante la mercadotecnia del tabaco.

Varias empresas tabacaleras importantes se opusieron a la legislación australiana que exige que los cigarrillos y demás productos de tabaco se vendan en paquetes sencillos sin identificación de la marca. Pero el intento de la industria de hacer descarrilar esa eficaz medida contra el tabaco ha fracasado. A partir de diciembre de 2012, Australia será el primer país que venda cigarrillos en paquetes sencillos, de color verde oliva, sin identificación de la marca.

Con la victoria de Australia, la salud pública traspasa el umbral de un mundo mejor en su lucha contra el tabaco. El empaquetado sencillo es una fórmula muy eficaz para contrarrestar las tácticas implacables de marketing empleadas por la industria, y es además plenamente coherente con el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco. Las demandas presentadas por las grandes tabacaleras parecen los últimos estertores de una industria desesperada. Con tantos países como hay interesados en aprovechar el estímulo de Australia, esperamos que se produzca un efecto dominó en beneficio de la salud pública.

El caso está siendo seguido con especial atención por varios países que se plantean adoptar medidas similares para combatir el tabaco.

Las pruebas reunidas por el Tribunal Supremo de Australia acerca de los efectos beneficiosos del empaquetado sencillo para la salud serán de utilidad para otros países en sus actividades orientadas a formular y aplicar medidas enérgicas de control del tabaco con miras a proteger la salud de su población y resistir con denuedo las ofensivas de la industria tabacalera.

El consumo de tabaco es una de las amenazas para la salud pública más fáciles de prevenir. Los productos de tabaco acaban matando hasta a la mitad de quienes los consumen, lo que significa casi 6 millones de personas al año. Si los gobiernos no toman medidas enérgicas para limitar la exposición al humo de tabaco, para 2030 este podría matar anualmente a más de 8 millones de personas.

El Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco entró en vigor en 2005. Las Partes tienen la obligación de adoptar gradualmente una serie de medidas para reducir la demanda y la oferta de productos de tabaco, entre ellas las de proteger a la gente de la exposición al humo de tabaco, combatir el comercio ilícito, prohibir la publicidad, promoción y patrocinio del tabaco, prohibir su venta a menores, incluir grandes advertencias sanitarias en los paquetes, aumentar los impuestos sobre el tabaco y crear un mecanismo nacional de coordinación para el control del tabaco. Más de 170 países son Partes en el Convenio.

Para más información, ponerse en contacto con:

Glenn Thomas
Communications Officer
WHO
Telephone: +41 22 791 3983
Mobile: +41 79 509 0677
E-mail: thomasg@who.int

Compartir