Centro de prensa

Preocupación en la OMS por la posibilidad de que nuevas investigaciones sobre los virus de la gripe H5N1 afecten al Marco de preparación para una gripe pandémica acordado en 2011

Declaración
30 de diciembre de 2011

La Organización Mundial de la Salud (OMS) toma nota de la preocupación que han suscitado los posibles riesgos y usos indebidos de algunos estudios llevados a cabo por varias instituciones sobre las modificaciones del virus de la gripe aviar H5N1 que pueden hacerlo más transmisible de persona a persona. La Organización también está muy preocupada por las posibles consecuencias negativas.

No obstante, considera que se debe seguir investigando en condiciones adecuadas con el fin de ampliar los conocimientos científicos necesarios para reducir los riesgos que plantea el virus H5N1.

Los virus gripales H5N1 suponen un importante riesgo para la salud humana por varios motivos. Aunque no suelen infectar al ser humano, cuando lo hacen, aproximadamente un 60% de los casos son mortales. Dada la gravedad de la enfermedad humana que pueden causar estos virus, los científicos están especialmente preocupados por la posibilidad de que un día sufran una mutación que les permita transmitirse más fácilmente de persona a persona y causar una pandemia muy grave de gripe.

Las investigaciones que puedan mejorar el conocimiento de estos virus y reducir el riesgo para la salud pública son un imperativo científico y de salud pública. Para posibilitar esos beneficios, los países donde aparezcan estos virus gripales deben compartirlos con fines de salud pública, y los países y organizaciones que los reciban deben compartir los beneficios que de ello se deriven. Ambos tipos de intercambio están en pie de igualdad y son igual de importantes para las medidas colectivas mundiales destinadas a proteger la salud pública.

Aunque no hay duda de que las investigaciones para obtener esos conocimientos deben proseguir, también es evidente que algunas investigaciones tienen sus riesgos, especialmente las que pueden generar formas más peligrosas del virus. Por consiguiente, solo se deben llevar a cabo cuando se hayan identificado y examinado todos los riesgos y beneficios importantes para la salud pública y se hayan tomado las medidas necesarias para minimizar posibles consecuencias negativas.

En mayo de 2011 entró en vigor el nuevo Marco de preparación para una gripe pandémica (PIP), adoptado por todos los Estados Miembros de la OMS como guía para el intercambio de virus gripales con potencial pandémico, así como de los beneficios que de ello se deriven. Una exigencia específica de este Marco, acorde con las prácticas científicas óptimas, es que los laboratorios que reciban esos virus a través del Sistema Mundial OMS de Vigilancia y Respuesta a la Gripe colaboren en sus investigaciones con los científicos de los países de origen de los virus y reconozcan debidamente sus aportaciones.

La OMS reconoce que los científicos que han dirigido los nuevos estudios recibieron las muestras de virus a través de la Red Mundial OMS de Vigilancia de la Gripe, predecesora del Sistema Mundial OMS de Vigilancia y Respuesta a la Gripe, antes de que se hubieran iniciado las negociaciones sobre el nuevo Marco PIP. No obstante, ahora que el Marco ha sido adoptado por todos los Estados Miembros de la OMS, la Organización considera que es de suma importancia que los científicos que emprendan investigaciones con muestras de virus gripales con potencial pandémico acaten plenamente los nuevos requisitos.

Dado que el Marco PIP representa un importante avance al que solo se ha llegado tras varios años de difíciles negociaciones, la OMS hace hincapié en que las investigaciones sobre el virus H5N1 no deben poner en entredicho este importante logro para la salud pública. La OMS colaborará con los Estados Miembros y otras partes interesadas para hacer entender a los científicos los nuevos requisitos que se han acordado en virtud del Marco PIP.

Para más información, ponerse en contacto con:

Gregory Härtl
Coordinador, Relaciones con los Medios de Comunicación, OMS
Teléfono: +41 22 791 4458
Móvil: +41 79 203 6715
E-mail: hartlg@who.int

Tarik Jasarevic
Oficina de Relaciones con los Medios de Comunicación, OMS
Teléfono: +41 22 791 50 99
Móvil: +41 793 67 62 14
E-mail: jasarevict@who.int

Compartir