Centro de prensa

El trágico ataque de Mogadishu golpea duramente el sistema de salud de Somalia

Declaración
4 de diciembre de 2009

El ataque registrado el jueves en Mogadishu, que costó la vida a la Ministra de Salud de Somalia, Dra. Qamr Aden Ali, y a otros altos cargos y personalidades del Gobierno y de la sociedad, ha supuesto un duro golpe para la comunidad médica de la nación y pone de relieve la necesidad urgente de estabilizar y segurizar el país.

La Dra. Ali, promotora incansable, dinámica e influyente de la salud en Somalia, estaba determinado a mejorar el nivel sanitario y de atención de sus compatriotas somalíes. Trabajó estrechamente con la Organización Mundial de la Salud y prestó un apoyo decidido a las actividades de la OMS encaminadas a reforzar el sistema de salud de la nación.

El ataque se produjo durante la ceremonia de graduación de los alumnos de medicina de la Universidad Banadir, institución docente donde se forman los somalíes que habrán de proporcionar atención sanitaria a los millones de sus compatriotas que sufren las secuelas de decenios de crisis humanitarias. La OMS presta apoyo a la formación de los alumnos de medicina de la universidad mediante la estandarización de los planes de estudio y la aportación de material docente, e invitando a sus profesores a participar en conferencias regionales e internacionales.

La OMS seguirá colaborando con las autoridades somalíes y los prestadores de asistencia sanitaria para mejorar la atención de salud y de las dolencias que afectan a la población. El ataque no logrará sino reforzar el compromiso de la OMS de aliviar la crisis sanitaria del país y de prestar ayuda a quienes están determinados a mejorar la atención de salud.

Compartir