Centro de prensa

La OMS entrega más de 125 toneladas de suministros médicos en Alepo

Comunicado de prensa

En las dos últimas semanas, la OMS ha entregado dos remesas con más de 125 toneladas de equipos médicos y medicamentos a profesionales sanitarios de Alepo (República Árabe Siria), tanto de las zonas controladas por el Gobierno como de las controladas por la oposición. Ambas remesas contenían material quirúrgico, medicamentos para tratar enfermedades crónicas e infecciosas, incubadoras para recién nacidos, ventiladores y camas para unidades de cuidados intensivos.

La primera remesa, compuesta por 26 toneladas de suministros médicos para tratar a más de 55000 pacientes, se entregó el 24 de diciembre de 2013 al Hospital Universitario de Alepo.

La segunda remesa, compuesta por 80 toneladas de suministros para tratar a más de 213000 pacientes, se entregó el 3 de enero de 2014 a organizaciones no gubernamentales (ONG), a las autoridades sanitarias locales y a la Sociedad de la Media Luna Roja Siria en las zonas en conflicto de Alepo.

Además, se calcula que se podrá tratar a 118000 pacientes con otra remesa de 20 toneladas de suministros que se entregó al Ministerio de Salud de la República Árabe Siria en Alepo.

Deterioro de la situación sanitaria

Desde el comienzo de la crisis en la República Árabe Siria, la situación sanitaria se ha deteriorado debido a la escasez de medicamentos y trabajadores sanitarios, la destrucción de establecimientos de atención de salud y la dificultad de acceder a la asistencia sanitaria. Los considerables daños causados a las fábricas farmacéuticas han provocado que la producción local de medicamentos se haya reducido entre el 65% y el 70%.

Antes de marzo de 2011, el 90% de los medicamentos de la República Árabe Siria se producían localmente. Los medicamentos en el mercado negro han aumentado enormemente de precio y no son accesibles para la mayoría de la población, especialmente en las zonas rurales.

Mediante estas remesas se sigue proporcionando de forma continua medicamentos y suministros médicos a todas las partes del conflicto. En 2013, la OMS y sus asociados proporcionaron suministros médicos a más de 4,6 millones de personas; respaldaron la labor realizada por los dispensarios móviles y otros servicios de salud por conducto de 36 ONG locales y otros asociados del ámbito de la salud; y capacitaron a casi 2500 trabajadores sanitarios locales en materia de enfermedades infecciosas y respuesta a brotes epidémicos, peligros químicos, vigilancia, malnutrición y salud mental.

La OMS también ha creado el sistema de pronta alerta y respuesta como mecanismo principal para detectar los primeros signos de brotes de enfermedad. La detección de un brote en sus fases iniciales es crucial para prevenir la propagación de la enfermedad. En la actualidad, más de 400 sitios de establecimientos sanitarios de todo el país suministran información al sistema.

La OMS sigue preocupada por los ataques a profesionales y establecimientos sanitarios, e insta a todas las partes en el conflicto a que respeten la integridad y la neutralidad de los establecimientos de salud. El derecho humanitario internacional contenido en las Convenciones de Ginebra prevé la protección de los trabajadores sanitarios, los pacientes y los establecimientos de salud, y todas las partes en el conflicto deben respetar esos acuerdos.

Para más información puede ponerse en contacto con:

Tarik Jasarevic
Responsable de Comunicación, OMS
Tel: +41 22 791 50 99
Móvil: +41 79 367 62 14
Correo electrónico: jasarevict@who.int

Compartir