Centro de prensa

La OMS pide a los gobiernos que redoblen sus esfuerzos para prevenir las defunciones y las enfermedades relacionadas con el alcohol

Comunicado de prensa

Según un nuevo informe publicado hoy por la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2012 se produjeron 3,3 millones de defunciones en el mundo, provocadas por el uso nocivo del alcohol. El consumo de alcohol no solo puede causar dependencia, sino que también aumenta el riesgo de que las personas padezcan más de 200 enfermedades, entre ellas cirrosis hepática y diversos cánceres. Además, el consumo nocivo de alcohol puede relacionarse con la violencia y los traumatismos.

En el informe también se llega a la conclusión de que el uso nocivo del alcohol hace que las personas sean más vulnerables a las enfermedades infecciosas, como la tuberculosis y la neumonía.

El informe, titulado Informe Mundial de Situación sobre Alcohol y Salud [Global status report on alcohol and health 2014] incluye una serie de perfiles por país en lo que respecta al consumo de alcohol en los 194 Estados Miembros de la OMS, las repercusiones en la salud pública y las respuestas de política.

“Hay que redoblar los esfuerzos para proteger a las poblaciones de las consecuencias negativas del consumo de alcohol para la salud” declara el Dr. Oleg Chestnov, Subdirector General de la OMS para Enfermedades No Transmisibles y Salud Mental. “El informe muestra claramente que no hay lugar para la complacencia a la hora de reducir el uso nocivo del alcohol”.

Algunos países ya están reforzando las medidas destinadas a proteger a la población, como la subida de los impuestos sobre el alcohol, el aumento de la edad mínima para comprar alcohol a fin de limitar su disponibilidad, o la regulación de la comercialización de bebidas alcohólicas.

Adoptar medidas

En el informe también se insiste en la necesidad de que los propios países adopten medidas, tales como:

  • la formulación por parte de las autoridades nacionales de políticas destinadas a reducir el uso nocivo del alcohol (en 2012, 66 Estados Miembros de la OMS habían redactado una política nacional relativa al alcohol);
  • actividades de sensibilización a escala nacional (casi 140 países informaron de que habían llevado a cabo por lo menos una actividad de este tipo en los últimos tres años);
  • sistemas de salud que ofrezcan servicios de prevención y tratamiento, en particular la prestación de un mayor número de servicios de prevención, tratamiento y atención para los pacientes y sus familias, así como el apoyo a las iniciativas de detección y las intervenciones breves.

El informe destaca asimismo la necesidad de que las comunidades se impliquen en la reducción del uso nocivo del alcohol.

17 itros de alcohol puro cada año

Cada habitante del mundo de 15 años o más de edad consume un promedio de 6,2 litros de alcohol puro cada año. Ahora bien, menos de la mitad de la población (el 38,3%) consume alcohol, lo cual significa que las personas que beben consumen un promedio de 17 litros de alcohol puro cada año.

En el informe también se señala que el porcentaje de fallecimientos entre la población masculina por causas relacionadas con el alcohol es más elevado que el correspondiente a las mujeres (un 7,6% de defunciones en el caso de los hombres y un 4% en el caso de las mujeres), aunque se ha demostrado que las mujeres pueden ser más vulnerables a algunas enfermedades relacionadas con el alcohol en comparación con los hombres. Además, los autores del informe señalan que el aumento constante del consumo de alcohol entre las mujeres es un fenómeno que suscita preocupación.

“Constatamos que, en todo el mundo, cerca del 16% de las personas que beben alcohol ingieren ocasionalmente grandes cantidades de alcohol – lo que a menudo se describe como un ‘atracón de alcohol’ – que es el más perjudicial para la salud”, explica el Dr. Shekhar Saxena, Director del Departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la OMS. "Los grupos de ingresos bajos sufren en mayor medida las consecuencias sociales y para la salud del alcohol, pues no suelen tener acceso a una atención sanitaria de calidad y están menos protegidos por las redes familiares o comunitarias”.

Un mayor consumo de alcohol por habitante en Europa

A nivel mundial, la Región de Europa registra un mayor consumo de alcohol por habitante, y las tasas de consumo de algunos de sus países son especialmente elevadas. El análisis de las tendencias muestra que el nivel de consumo en esta Región se ha mantenido estable durante los últimos cinco años, al igual que en la Región de África y en la Región de las Américas; en cambio, éste ha aumentado en la Región de Asia Sudoriental y la Región del Pacífico Occidental.

La OMS, a través de una red mundial, está ayudando a los países a elaborar y aplicar políticas destinadas a reducir el uso nocivo del alcohol. La necesidad de reforzar estas medidas fue reconocida en la histórica reunión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, celebrada en 2011, en la que el alcohol se identificó como uno de los cuatro factores de riesgo comunes* que contribuyen a la epidemia de las enfermedades no transmisibles (ENT).

Nota para los redactores:

El uso nocivo del alcohol se define como el consumo de alcohol que provoca efectos sanitarios y sociales perjudiciales para el bebedor, para quienes lo rodean y para la sociedad en general, así como las pautas de consumo de alcohol asociadas a un mayor riesgo de resultados sanitarios perjudiciales.

* Los otros tres factores son: el consumo de tabaco, una dieta malsana y la falta de actividad física.

Contactos para los medios de comunicación:

Glenn Thomas
Oficial de Comunicaciones de la OMS
Teléfono móvil: +41 79 509 0677
Teléfono: +41 22 791 3983
E-mail: thomasg@who.int

Tarik Jasarevic
Oficial de Comunicaciones de la OMS
Teléfono móvil: + 41 79 367 62 14
Teléfono: + 41 22 791 50 99
E-mail: jasarevict@who.int

Compartir