Centro de prensa

No es necesario un refuerzo vacunal contra la fiebre amarilla

Comunicado de prensa

El refuerzo vacunal contra la fiebre amarilla administrado diez años después de la vacunación inicial no es necesario, según la Organización Mundial de la Salud. Un artículo publicado por la OMS en su Weekly Epidemiological Record revela que el Grupo de Expertos de la OMS en Asesoramiento Estratégico (SAGE) examinó las últimas pruebas científicas y determinó que una única dosis de la vacuna es suficiente para inmunizar de por vida contra la fiebre amarilla.

Desde que comenzó la vacunación contra la fiebre amarilla, en el decenio de 1930, y tras la administración de 600 millones de dosis, solo se identificaron 12 casos de fiebre amarilla posvacunal. Las pruebas científicas indican que en todos estos pocos casos de “fallos vacunales” la enfermedad se desarrolló en un plazo de cinco años después de la vacunación. Esto demuestra que la inmunidad no disminuye con el tiempo.

“La directriz tradicional recomendaba reforzar la vacunación contra la fiebre amarilla después de diez años,” dice la Dra. Helen Rees, presidenta del SAGE. “Tras el examen de pruebas verdaderamente fehacientes, el SAGE comprobó claramente que, de hecho, una única dosis de la vacuna contra la fiebre amarilla es eficaz. Esto es extremadamente importante para los países en los que la fiebre amarilla es endémica, dado que les permitirá reconsiderar su calendario vacunal. También es importante para los viajeros.”

La fiebre amarilla es una enfermedad hemorrágica vírica grave trasmitida por mosquitos infectados, que es endémica en 44 países de las regiones tropicales de África y las Américas. La infección con el virus de la fiebre amarilla provoca diversos grados de enfermedad que van desde síntomas leves hasta enfermedad grave con hemorragia e ictericia y desenlace mortal.

Se estima que cada año se producen en el mundo 200 000 casos de fiebre amarilla. Aproximadamente un 15% de las personas infectadas con el virus de la fiebre amarilla evolucionan hacia una forma grave de la enfermedad que provoca la muerte hasta en la mitad de esos casos, dado que no existe tratamiento curativo para la fiebre amarilla. El tratamiento se orienta simplemente a reducir las molestias del paciente.

La gran mayoría de casos y defunciones que se notifican corresponden al África subsahariana. En las regiones de África en las que la fiebre amarilla es endémica la inmunidad se adquiere naturalmente con la edad, lo que expone a los niños a un alto riesgo de infección. En los últimos dos decenios, el número de casos de fiebre amarilla en todo el mundo se incrementó debido a la disminución de la inmunidad de las personas a la infección, la deforestación, la urbanización, los desplazamientos de población y el cambio climático.

Se estima que la vacunación es el medio más importante y eficaz para luchar contra la fiebre amarilla. Para el 99% de las personas la inmunidad protectora se desarrolla en un plazo de 30 días después de la vacunación. En el marco de los programas de inmunización sistemática ejecutados en África, donde se hallan 31 de los 44 países en los que la fiebre amarilla es endémica, cada dosis de la vacuna cuesta unos US$ 0,82.

El SAGE es el principal grupo asesor de la OMS para vacunas e inmunización. Este grupo asesora a la OMS sobre políticas y estrategias globales que van desde vacunas y tecnología, investigación y desarrollo, hasta las campañas de inmunización y sus vínculos con otras intervenciones sanitarias. El SAGE aborda cuestiones relacionadas con todas las enfermedades prevenibles mediante vacunación, así como con las vacunas y la inmunización de los niños.

Contacto con los medios de información

Fadéla Chaib
Responsable de Comunicación, OMS
Tel.: : +41 22 791 32 28
Móvil: +41 79 475 55 56
E-mail: chaibf@who.int

Compartir