Centro de prensa

Un nuevo informe indica que solo uno de cada siete países tiene leyes integrales sobre los cinco principales factores de riesgo de lesión y muerte por accidentes de tránsito

Comunicado de prensa

Solo 28 países, que representan el 7% de la población mundial, tienen leyes integrales de seguridad vial sobre los cinco principales factores de riesgo: conducción bajo los efectos del alcohol, exceso de velocidad y no utilización del casco, del cinturón de seguridad y de sistemas de retención para niños.

Según el Informe sobre la situación mundial de la seguridad vial 2013: apoyo al decenio de acción, publicado hoy por la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay que acelerar el ritmo de los cambios legislativos si se quiere reducir sustancialmente el número de muertes por accidentes de tránsito.

«Se necesita voluntad política al más alto nivel de gobierno para conseguir una legislación adecuada sobre la seguridad vial y una estricta observancia de esas leyes por parte de todos».

Dra. Margaret Chan, Directora General de la OMS

En 2010 hubo en todo el mundo 1,24 millones de muertes por accidentes de tránsito, cifra similar a la de 2007. El informe muestra que el número de esas muertes se ha conseguido reducir en 88 Estados Miembros, pero que en otros 87 ha aumentado.

La clave para reducir la mortalidad causada por el tránsito es conseguir que el mayor número posible de Estados Miembros tengan en vigor leyes que abarquen los cinco principales factores de riesgo antes mencionados. El informe destaca que:

  • 59 países (39% de la población mundial) han limitado la velocidad en centros urbanos a 50 km/h, o menos, y permiten que las autoridades locales reduzcan aún más ese límite.
  • 89 países (66% de la población mundial) tienen leyes integrales sobre la conducción bajo los efectos del alcohol y establecen la alcoholemia máxima permitida en 0,05 g/dl.
  • 90 países (77% de la población mundial) tienen leyes sobre el uso del casco por los motociclistas que abarcan a todos los tipos de vías públicas y de motores, y disponen asimismo de normas para la homologación de los cascos.
  • 111 países (69% de la población mundial) tienen leyes integrales sobre el uso del cinturón de seguridad que se aplican a todos los ocupantes del vehículo.
  • 96 países (32% de la población mundial) tienen leyes que exigen el uso de sistemas de retención para niños.

El informe también destaca que la mayoría de los países — incluso algunos de los que disponen de los mejores niveles de seguridad vial — señalan que la observancia de esas leyes es insuficiente.

«Se necesita voluntad política al más alto nivel de gobierno para conseguir una legislación adecuada sobre la seguridad vial y una estricta observancia de esas leyes por parte de todos», ha dicho la Directora General de la OMS, Dra. Margaret Chan. «Si no conseguimos esto, las familias y las comunidades seguirán llorando la pérdida de sus seres queridos, y los sistemas de salud seguirán teniendo que hacer frente a la carga que supone la atención a las lesiones y discapacidades ocasionadas por los accidentes de tránsito.»

«El Informe sobre la situación mundial de la seguridad vial 2013 es una clara advertencia a los gobiernos de que queda mucho por hacer para proteger a los usuarios de las vías públicas», ha dicho el Sr. Michael R. Bloomberg, filántropo y alcalde de la ciudad de Nueva York, cuya fundación ha financiado el informe. «Las muertes y las lesiones por accidentes de tránsito son prevenibles. Este informe supone un importante paso para lograr la seguridad de los peatones, ciclistas y motoristas en todo el mundo. Demuestra que estamos avanzando, pero que todavía queda mucho por hacer.»

Hay varios grupos que corren un riesgo particularmente elevado de morir en un accidente de tránsito:

  • El 59% de los fallecidos en accidentes de tránsito tienen entre 15 y 44 años, y el 77% son del sexo masculino.
  • Los peatones y ciclistas representan el 27% de las muertes por accidentes de tránsito. En algunos países esta cifra supera el 75%, lo cual refleja decenios de desatención a las necesidades de estos usuarios de la vía pública en las actuales políticas de transporte, centradas en el transporte motorizado.
  • El mayor riesgo de fallecer a consecuencia de lesiones causadas por el tránsito corresponde a la Región de África de la OMS (24,1 por 100 000 habitantes), y el menor a la Región de Europa de la OMS (10,3 por 100 000 habitantes).

Este informe es el segundo de una serie en la que se analiza la aplicación por los países de una serie de medidas eficaces de seguridad vial. Además de los cinco factores de riesgo señalados con anterioridad, destaca la importancia de temas como las normas sobre la seguridad de los vehículos, las inspecciones de la infraestructura viaria, las políticas sobre los desplazamientos a pie y en bicicleta o los sistemas de atención prehospitalaria. Asimismo señala si los países disponen de una estrategia nacional que establezca metas medibles para reducir el número de muertes y lesiones graves por accidentes de tránsito.

En el Informe sobre la situación mundial de la seguridad vial 2013 se presenta información procedente de 182 países que representan casi un 99% de la población mundial (6800 millones de personas). Se utiliza un método normalizado que permite efectuar comparaciones entre los países. Además del texto principal, contiene perfiles de una página de cada uno de los países, y un anexo estadístico.

«El Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2011-2020 es una oportunidad fantástica que no se puede desperdiciar», ha dicho el Dr. Etienne Krug, Director del Departamento de Prevención de la Violencia y los Traumatismos y Discapacidad de la OMS. «El Informe sobre la situación mundial de la seguridad vial 2013 nos proporciona la información que necesitamos para seguir los progresos realizados. Tenemos que aunar fuerzas para conseguir que se cumpla el objetivo del Decenio de Acción de salvar cinco millones de vidas.»

El Decenio de Acción, dispuesto por la Asamblea General de las Naciones Unidas, es una oportunidad histórica para que los países detengan e inviertan la tendencia que nos lleva a predecir alrededor de 1,9 millones de muertes anuales para el año 2020 si no se toman medidas. Lanzado el 11 de mayo de 2011 por gobiernos de todo el mundo, el Decenio de Acción trata de crear capacidad de gestión de la seguridad vial en los países, de mejorar la seguridad de las carreteras y los vehículos, de mejorar el comportamiento de todos los usuarios de las vías públicas, y de fortalecer la atención a los accidentados. En el contexto del Decenio de Acción, la OMS presta su apoyo en todas estas áreas, en particular a través del Proyecto de Seguridad Vial en 10 países (RS10), que, en colaboración con otros asociados, proporciona orientación técnica en materia de legislación, observancia de las leyes, campañas mediáticas, recopilación de datos y asistencia a los accidentados.

Para más información puede ponerse en contacto con:

Laura Sminkey
OMS, Ginebra
Telephone: +41 22 791 4547
Móvil: +41 79 249 3520
Correo electrónico: sminkeyl@who.int

Compartir