Centro de prensa

Los asociados reclaman un mayor compromiso para afrontar la tuberculosis multirresistente

Es hora de que los países con economías en rápido crecimiento y una elevada carga de tuberculosis multirresistente refuercen su compromiso y amplíen el financiamiento de sus propios programas contra la TB-MR

Comunicado de prensa conjunto OMS-Fondo Mundial

Con motivo del Día Mundial de la Tuberculosis, la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Fondo Mundial de lucha contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria, y la Alianza Alto a la Tuberculosis van a hacer un llamamiento a los líderes mundiales para que refuercen su compromiso y contribuciones con el fin de alcanzar el objetivo de diagnosticar y tratar un millón de personas aquejadas de tuberculosis multirresistente (TB-MR) entre 2011 y 2015.

Los progresos conseguidos

La OMS ha publicado hoy el informe titulado Hacia el acceso universal al diagnóstico y tratamiento de la TB-MR y la TB-XR en 2015, que presenta los progresos conseguidos en la respuesta dada a la TB-MR en los países más afectados por la tuberculosis farmacorresistente. “Muchos países han logrado avances pero pese a la reciente ampliación de las acciones, el mundo debe hacer mucho más por tratar a los pacientes de TB-MR que lo necesitan”, ha declarado la Dra. Margaret Chan, Directora General de la OMS. “No podemos permitir que la TB-MR se propague libremente”.

No tratar la TB-MR aumenta el riesgo

No tratar la TB-MR aumenta el riesgo de que esta cepa se propague. La OMS calcula que entre 2011 y 2015 se producirán más de 2 millones de nuevos casos de TB-MR.

Los programas de tratamiento

Está previsto que para 2015 los programas financiados por el Fondo Mundial que siguen las normas terapéuticas de la OMS diagnostiquen y traten a unas 250.000 personas con TB-MR, el cuádruple de los 50.000 pacientes que actualmente reciben tratamiento.

Se prevé que el Fondo Mundial aporte en 2011 el 84% de todas las inversiones internacionales destinadas a combatir la tuberculosis. Sin embargo, resulta necesario aumentar los recursos nacionales e internacionales para hacer frente a la TB-MR y seguir avanzando en la lucha contra la enfermedad.

“La tuberculosis multirresistente es una amenaza para todos los países ya que es difícil y costosa de tratar. Si no hacemos un esfuerzo extraordinario por afrontar este problema, veremos amenazada nuestra capacidad general de financiar y asegurar los avances continuos contra la tuberculosis”, ha afirmado el Profesor Michel Kazatchkine, Director Ejecutivo del Fondo Mundial.

Es hora de actuar

“Es hora de que los países con economías en rápido crecimiento y una elevada carga de tuberculosis multirresistente refuercen su compromiso y amplíen el financiamiento de sus propios programas contra la TB-MR. Algunos tienen la capacidad de demostrar un nuevo liderazgo en la cooperación sur-sur y en la ayuda a los países vecinos que también están afectados”, afirma el Dr. Jorge Sampaio, Enviado Especial del Secretario General de las Naciones Unidas para la estrategia Alto a la Tuberculosis.

Desde 2009, los 23 países más afectados por la tuberculosis farmacorresistente casi han doblado sus presupuestos para la TB-MR. Desde 2002 hasta 2010, los programas contra la tuberculosis financiados por el Fondo Mundial han facilitado tratamiento para 7,7 millones de personas y han salvado 4,1 millones de vidas.

“El éxito del Fondo Mundial puede medirse tomando el número de vidas que se han salvado gracias a la atención dispensada por los programas de tuberculosis que financia”, ha declarado Lucica Ditiu, Secretaria Ejecutiva de la Alianza Alto a la Tuberculosis. “Todos los pacientes de tuberculosis deberían tener acceso a la atención adecuada. Actuamos en nombre de millones de pacientes de todo el mundo y de nuestros sólidos asociados como la OMS y el Fondo Mundial. Para que podamos prestar asistencia eficaz contra la TB-MR a un millón de personas en los próximos cinco años, tendremos que trabajar estrechamente con todos los asociados, sobre todo con las comunidades afectadas”.

La tuberculosis multirresistente (TB-MR) es una variedad de tuberculosis que no responde a los medicamentos de primera línea estándar. En 2009, la OMS informó de que 9,4 millones de personas contrajeron la tuberculosis, de las que 1,7 millones fallecieron, 380.000 a causa de tuberculosis asociada al VIH. En 2008, el último año para el que se dispone de estadísticas, se registraron cerca de 440.000 casos de TB-MR y 150.000 muertes.

Organización Mundial de la Salud (OMS)

La OMS es la autoridad directiva y coordinadora de la acción sanitaria en el sistema de las Naciones Unidas. Es la responsable de desempeñar una función de liderazgo en los asuntos sanitarios mundiales, configurar la agenda de las investigaciones en salud, establecer normas, articular opciones de política basadas en pruebas, prestar apoyo técnico a los países y vigilar las tendencias sanitarias mundiales.

Fondo Mundial

El Fondo Mundial es una singular asociación publicoprivada y una institución financiera internacional dedicada a atraer y desembolsar nuevos recursos para prevenir y tratar el VIH y el SIDA, la tuberculosis y la malaria. Esta asociación entre gobiernos, sociedad civil, sector privado y comunidades afectadas representa un nuevo enfoque del financiamiento internacional de la salud. El Fondo Mundial trabaja en estrecha colaboración con otras organizaciones bilaterales y multilaterales con objeto de complementar los esfuerzos ya existentes dedicados al control de estas tres enfermedades.

Desde su creación en 2002, el Fondo Mundial se ha convertido en el principal organismo financiero de programas para la lucha contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria, con un financiamiento total aprobado de US$ 21.700 millones. Hasta la fecha, los programas financiados por el Fondo Mundial han salvado 6,5 millones de vidas gracias a que 3 millones de personas han recibido tratamiento contra el SIDA, 7,7 millones han sido tratados contra la tuberculosis y se han distribuido 160 millones de mosquiteros tratados con insecticida para prevenir la propagación de la malaria.

Alianza Alto a la Tuberculosis

La Alianza Alto a la Tuberculosis, albergada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Ginebra (Suiza), está compuesta por más de 1.600 organizaciones internacionales, países, donantes de los sectores público y privado, y organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, que trabajan juntos para eliminar la tuberculosis. En el Plan Mundial para Detener la Tuberculosis 2011-2015, elaborado por la Alianza sobre la base de la Estrategia de la OMS Alto a la Tuberculosis, se traza una hoja de ruta para lograr reducir la prevalencia de esta enfermedad y las muertes que causa antes de 2015 a la mitad respecto de los niveles de 1990.

Contactos para los medios de comunicación:

Glenn Thomas
Departamento Alto a la Tuberculosis de la OMS
Móvil: +41 79 509 0677
Correo electrónico: thomasg@who.int

Judith Mandelbaum-Schmid
Alianza Alto a la Tuberculosis
Móvil: +41 79 254 68 35
Correo electrónico: schmidj@who.int

Compartir

Enlaces conexos