Centro de prensa

Concluye la 63.ª Asamblea Mundial de la Salud con varias resoluciones adoptadas

Comunicado de prensa

La 63.ª Asamblea Mundial de la Salud, que ha reunido a ministros y altos funcionarios de salud de los Estados Miembros de la Organización Mundial de la Salud, concluyó sus trabajos el viernes por la noche.

"Han alcanzado ustedes acuerdos sobre temas que redundarán claramente en beneficio de la salud pública, en todas partes. Gracias a sus esfuerzos, prolongados a veces toda la noche, disponemos hoy de un código de prácticas sobre la contratación internacional de personal sanitario", ha dicho la Dra. Margaret Chan, Directora General de la OMS. "Además, han dotado a la salud pública de un instrumento normativo y unas orientaciones que permiten abordar uno de los problemas sanitarios más alarmantes y de rápido crecimiento que sufre el mundo. Se trata del incremento de las enfermedades crónicas no transmisibles, como las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, la diabetes y las enfermedades respiratorias crónicas."

Los delegados adoptaron resoluciones sobre diversos problemas de la salud mundial:

Salud pública, innovación y propiedad intelectual: estrategia mundial y plan de acción

La cuestión de la propiedad intelectual es fundamental para 4800 millones de habitantes de los países en desarrollo, más del 40% de los cuales viven con menos de US$ 2 al día. La pobreza interfiere en su acceso a los productos sanitarios disponibles contra las enfermedades. Este año el debate se ha centrado en aspectos de la financiación, en particular en el uso racional de los fondos, y en la realización de investigaciones a través de redes regionales. En la estrategia mundial se propone que la OMS desempeñe un papel estratégico capital en la relación entre la salud pública y la innovación y la propiedad intelectual en el ámbito de su mandato. La estrategia se concibió para promover el desarrollo de nuevas ideas en materia de innovación y acceso a los medicamentos, lo que debería fomentar las investigaciones orientadas a las necesidades más que las investigaciones impulsadas puramente por el mercado. Un nuevo grupo de trabajo consultivo examinará la manera de llevar adelante esa labor, y está previsto que informe a la 65.ª Asamblea de la Salud en 2012.

Falsificación de productos médicos

Un grupo de trabajo sobre falsificación de productos médicos propuso, y la Asamblea de la Salud aceptó, que la OMS convocara un grupo de trabajo intergubernamental, la participación en el cual estará abierta a todos los Estados Miembros. Dicho grupo estudiará:

  • la función de la OMS como garante de la disponibilidad de medicamentos de buena calidad, seguros, eficaces y asequibles;
  • la relación de la OMS con el Grupo Especial Internacional contra la Falsificación de Productos Médicos (IMPACT);
  • la función de la Organización en la prevención y el control del uso de productos médicos de calidad inferior a la norma, adulterados, indebidamente etiquetados o falsificados.

En la propuesta se hizo hincapié en que el grupo debería limitarse a abordar los aspectos de salud pública. Las cuestiones relacionadas con la propiedad intelectual o el comercio no formarán parte de sus competencias. El grupo de trabajo presentará recomendaciones específicas en la 64.ª Asamblea Mundial de la Salud en 2011.

Hepatitis virales

Los Estados miembros aceptaron el informe presentado a la Asamblea Mundial de la Salud y adoptaron una resolución que contempla la celebración de un Día Mundial de la Hepatitis el 28 de julio. Las hepatitis virales (hepatitis A, B, C, D y E) se cobran cada año más de un millón de vidas, y se estima que una de cada 12 personas está infectada y habrá de afrontar durante su vida una enfermedad hepática si no se le diagnostica la infección. En la resolución apoyada por los Estados Miembros se pide a la OMS que desarrolle un enfoque integral para la prevención y el control de esas enfermedades.

Monitoreo del logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) relacionados con la salud

La resolución al respecto refleja la preocupación que suscitan la relativa lentitud de los progresos hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, sobre todo en el África subsahariana, y el dato de que la salud de la madre, el recién nacido y el niño, así como el acceso universal a los servicios de salud reproductiva, siguen viéndose limitados por las actuales inequidades en salud. Los Estados Miembros observaron que los ODM 4 y 5 están rezagados, y convinieron en fortalecer los sistemas nacionales de salud y tener en cuenta la equidad sanitaria en todas las políticas nacionales. Asimismo, reafirmaron el valor de la atención primaria de salud y renovaron su compromiso de prevenir y eliminar la mortalidad y la morbilidad de la madre, el recién nacido y el niño.

Contratación internacional de personal sanitario: proyecto de código de prácticas mundial

El código de prácticas sobre la contratación internacional de personal de salud tiene por objeto establecer y promover la adopción de principios y prácticas voluntarias para la contratación internacional ética de personal sanitario. El código proporciona a los Estados Miembros principios éticos para la contratación internacional de trabajadores sanitarios que fortalezcan los sistemas sanitarios de los países en desarrollo. Se disuade a los Estados de esforzarse activamente para contratar a personal de salud de países en desarrollo que afrontan una situación crítica de escasez de personal sanitario, y se les alienta a facilitar la "migración circular del personal de salud" para maximizar el intercambio de capacidad y de conocimientos. Además, se consagra la igualdad de derechos de los trabajadores sanitarios migrantes y los no migrantes.

Inocuidad de los alimentos

Un gran número de países señalaron que muchas enfermedades pueden ser causadas por alimentos insalubres, que los sistemas nacionales de producción de alimentos son vulnerables a problemas relacionados con la inocuidad de los mismos, y que el comercio transfronterizo de alimentos es hoy mayor que nunca. En la resolución se sostiene que hay que mejorar la base de datos científicos para estimar la carga de enfermedades de transmisión alimentaria, así como fortalecer las redes mundiales, en particular INFOSAN (Red Internacional de Autoridades en materia de Inocuidad de los Alimentos) y mejorar la evaluación, la gestión y la comunicación de los riesgos de transmisión alimentaria y de enfermedades zoonóticas de manera oportuna.

Se alienta a la OMS a seguir colaborando directamente con la FAO y el OIE para fortalecer la salud pública, apoyar el desarrollo económico, y proseguir de forma conjunta las actividades de evaluación de riesgos a través de los órganos de expertos OMS/FAO, y de establecimiento de normas a través de la Comisión FAO/OMS del Codex Alimentarius.

Prevención y control de las enfermedades no transmisibles: aplicación de la estrategia mundial

Las enfermedades no transmisibles -principalmente las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, las enfermedades respiratorias crónicas y la diabetes- matan a casi 35 millones de personas cada año. Casi el 90% de las muertes sobrevenidas antes de los 60 años se producen en los países en desarrollo y son en gran medida prevenibles. Los Estados Miembros examinaron los progresos alcanzados durante los dos primeros años de aplicación del Plan de Acción para aplicar la estrategia mundial para la prevención y el control de las enfermedades no transmisibles, y destacaron los logros alcanzados en lo que respecta a:

  • emprender intervenciones orientadas a vigilar las enfermedades no transmisibles y las causas concomitantes;
  • abordar los factores de riesgo y los determinantes con el apoyo de mecanismos eficaces de acción intersectorial; y
  • mejorar la atención sanitaria dispensada a las personas con enfermedades no transmisibles mediante el fortalecimiento de los sistemas de salud.

Los países en desarrollo subrayaron además que la asistencia oficial para el desarrollo dedicada a crear capacidad institucional sostenible para hacer frente a las enfermedades no transmisibles sigue siendo insignificante.

Estrategias para reducir el uso nocivo del alcohol

Cada año fallecen en todo el mundo 2,5 millones de personas por causas relacionadas con el alcohol. El consumo nocivo del alcohol es un factor de riesgo de las enfermedades no transmisibles y se asocia además a diversas enfermedades infecciosas, así como a accidentes de tránsito, violencia y suicidios. Por primera vez, las delegaciones de todos los Estados miembros llegaron a un consenso en torno a una resolución que afronta el problema del uso nocivo del alcohol. Además de la resolución, los Estados Miembros examinaron una estrategia mundial orientada a reducir el uso nocivo del alcohol, en la que se establecen áreas de acción prioritarias y se recomiendan diversas opciones y medidas de política.

Erradicación mundial del sarampión

Los Estados Miembros aprobaron una serie de metas provisionales para 2015 a modo de jalones para la futura erradicación mundial del sarampión. Los países se sintieron alentados por los esfuerzos y progresos realizados en la lucha contra el sarampión, pero destacaron también los retos que hay que superar para alcanzar las metas de 2015; entre ellos figuran los conflictos entre prioridades de salud pública, la fragilidad de los sistemas de vacunación, el mantenimiento de una alta cobertura de vacunación sistemática, soluciones para el déficit de financiación, la vacunación de las poblaciones de difícil acceso y la necesidad de atajar el creciente número de brotes de sarampión detectados sobre todo en zonas transfronterizas. El logro de las metas fijadas para 2015 en relación con el sarampión es un aspecto decisivo si se desea alcanzar el ODM 4, referente a reducir la mortalidad en la niñez.

Disponibilidad, seguridad y calidad de los productos sanguíneos

Esta resolución allana el camino para ampliar el acceso a transfusiones de sangre segura y productos sanguíneos seguros y asequibles en los países en desarrollo y alienta a estos a establecer sistemas nacionales de regulación, usando para ello los conocimientos técnicos y la experiencia de reglamentación ya existente en otras partes el mundo.

Trasplante de órganos y tejidos humanos

Las nuevas directrices sobre el trasplante de órganos y tejidos humanos añaden dos nuevos principios rectores a las orientaciones existentes. El primero mejora la seguridad, calidad y eficacia de los procedimientos de donación y de trasplante, así como del material humano empleado. El segundo aumenta la transparencia, asegurando al mismo tiempo la protección del anonimato y la privacidad de los donantes y los receptores.

Tratamiento y prevención de la neumonía

Los Estados Miembros de la OMS adoptaron una resolución sobre el tratamiento y la prevención de la neumonía, la enfermedad más mortífera entre los menores de cinco años a nivel mundial. En la resolución se deja patente que la intensificación de los esfuerzos contra la neumonía es una necesidad imperiosa para poder alcanzar el ODM 4.

Nutrición del lactante y del niño pequeño

Hay en el mundo unos 112 millones de niños con un peso inferior al normal, y 186 millones de menores de cinco años con retraso del crecimiento (es decir, una estatura baja para la edad), de los cuales el 90% viven en 36 países. La malnutrición infantil está relacionada con unas prácticas inadecuadas de alimentación del lactante y del niño pequeño. A nivel mundial, sólo el 35% de los lactantes de menos de seis meses reciben exclusivamente leche materna, y las prácticas de alimentación complementaria distan de ser idóneas. Mejorando las prácticas de lactancia materna se podría salvar cada año la vida de alrededor de un millón de niños. Y la alimentación complementaria unida a la lactancia materna continua por espacio de hasta dos o más años podría salvar la vida a medio millón más.

En la resolución se pide un mayor compromiso político, la aplicación de la estrategia mundial para la alimentación del lactante y del niño pequeño, y el fortalecimiento de los sistemas de vigilancia nutricional, así como una mejor utilización de los indicadores de los Objetivos de Desarrollo del Milenio a fin de vigilar los progresos.

Defectos congénitos

Se adoptó una resolución que tiene por objeto contribuir a corregir la escasa atención prestada hasta la fecha a la prevención y el tratamiento de los defectos congénitos, principalmente en los países de ingresos bajos y medios. En la resolución se pide a los Estados miembros que procuren prevenir en lo posible esos defectos, que pongan en marcha programas de cribado, y que proporcionen apoyo y asistencia continuos a los niños con defectos congénitos y a sus familias.

Preparación para una gripe pandémica: intercambio de virus gripales y acceso a las vacunas y otros beneficios

Los Estados Miembros expresaron su firme apoyo a los esfuerzos sostenidos desplegados por el Grupo de Trabajo de Composición Abierta para profundizar en la preparación para una gripe pandémica mundial mediante el fortalecimiento del intercambio de virus gripales y el acceso a beneficios tales como las vacunas. Los Estados Miembros hablaron de los progresos realizados en la reciente reunión intergubernamental (celebrada los días 10 a 12 de mayo de 2010) y caracterizaron la interacción como transparente, sustantiva, de eficaz colaboración, e importante como base para futuras negociaciones en ese campo. El papel de la industria como interesado directo en el proceso tendente a aumentar la capacidad mundial de producción de vacunas, el aumento de la transferencia de tecnología a los países en desarrollo, y el acceso a suministros de vacuna y medicamentos a precios asequibles para los países con recursos limitados fueron algunos de los temas tratados. Varios países apremiaron a colaborar para seguir avanzando y lograr una mayor preparación para una pandemia y proteger la salud pública mundial. Habiendo examinado el informe del Grupo de Trabajo de Composición Abierta (15 de abril de 2010), se aprobó una resolución en la que:

  • se pide a la Directora General que siga apoyando sus esfuerzos y que emprenda los estudios y consultas técnicas que sea necesario;
  • se decide que el grupo informará al respecto, por conducto del Consejo Ejecutivo, a la 64.ª Asamblea Mundial de la Salud (mayo de 2011).

Aplicación del Reglamento Sanitario Internacional (2005)

Se debatió el primer informe del comité de examen sobre la evaluación del funcionamiento del Reglamento Sanitario Internacional (RSI) durante la gripe pandémica.

Los delegados subrayaron que el RSI no abarca solo la pandemia y es un instrumento crucial de la salud pública mundial, y que los países apoyan plenamente su aplicación. Asimismo, describieron las actividades que se están llevando a cabo en sus países para aplicar el Reglamento a nivel nacional y regional.

Los Estados Miembros destacaron la necesidad de fortalecer la capacidad de los países de forma individual, aprovechando las lecciones extraídas de experiencias pasadas, así como la importancia de la flexibilidad y de extender la acción fuera del sector sanitario. Expresaron además su agradecimiento por las actividades de formación y sensibilización que ha apoyado la OMS en relación con el RSI, y resaltaron la importancia de supervisar la aplicación del Reglamento. También hicieron hincapié en la necesidad de fórmulas sólidas de comunicación y colaboración.

Elección de Director General de la Organización Mundial de la Salud

Los delegados debatieron si la elección de Director General debería realizarse únicamente en función de los méritos o aplicando un criterio de rotación por regiones.

Otras resoluciones se refieren:

  • a la situación sanitaria en el territorio palestino ocupado, incluida Jerusalén oriental, y en el Golán sirio ocupado.

El Presidente de la Asamblea de la Salud ha sido el Sr. Mondher Zenaïdi, Ministro de Salud de Túnez.

«Estoy convencido de que las importantes decisiones adoptadas por consenso entre los Estados Miembros reflejan el deseo común de presentar resultados concretos que puedan beneficiar a toda la humanidad en el ejercicio de su derecho a la salud», señaló el Sr. Zenaïdi.

Este año han asistido a la Asamblea de la Salud más de 2 800 delegados.

Como evento asociado a la 63ª Asamblea Mundial de la Salud, diversos líderes de salud pública descubrieron en la sede de la OMS una escultura conmemorativa del 30.º aniversario de la erradicación de la viruela.

Para obtener más información, pueden dirigirse a:

Christy Feig
Directora de Comunicaciones de la OMS
Móvil: + 41 79 251 70 55
E-mail: feigc@who.int

Fadéla Chaib
Móvil: +41 79 475 55 56
E-mail: chaibf@who.int

Compartir