Centro de prensa

La OMS echa a andar la Red Mundial de Ciudades Adaptadas a las Personas Mayores

Comunicado de prensa

La Organización Mundial de la Salud (OMS) pone hoy en marcha la Red Mundial de Ciudades Adaptadas a las Personas Mayores como parte de una respuesta más amplia al rápido envejecimiento de la población mundial. En casi todos los rincones del mundo la población se está haciendo más vieja, y los cambios más pronunciados se están produciendo en los países menos adelantados. Se calcula que en 2050 el 80% de los 2000 millones de personas de 60 años de edad o mayores previstos para esa fecha vivirán en países de ingresos bajos y medianos. La red se propone ayudar a las ciudades a crear entornos urbanos que permitan a las personas mayores seguir siendo miembros activos y sanos de la sociedad.

Casi siempre, la respuesta al envejecimiento de la población se ha centrado en las consecuencias del aumento de la demanda de pensiones y asistencia sanitaria para los gobiernos; por el contrario, la OMS trata de hacer más hincapié en las aportaciones positivas de las personas mayores a la sociedad. «Las personas de edad son un recurso vital para las familias y la sociedad que a menudo se pasa por alto», dijo el doctor John Beard, Director del Departamento de Envejecimiento y Ciclo de Vida de la OMS. «Sus aportaciones no se materializarán cabalmente a menos que se mantengan sanas y se derriben las barreras que les impiden involucrarse en la vida de las familias y la comunidad.»

La iniciativa de la OMS acerca de las ciudades adaptadas a las personas mayores comenzó en 2006 con la determinación de los elementos clave del entorno urbano que apoyan el envejecimiento activo y sano. La investigación efectuada en 33 ciudades confirmó la importancia de que las personas mayores tengan acceso al transporte público, los espacios al aire libre y los edificios, así como la necesidad de brindarles una vivienda decorosa, apoyo de la comunidad y servicios de salud. Además, puso de relieve la necesidad de fomentar los vínculos que permiten a estas personas ser miembros activos de la sociedad, combatir los prejuicios por motivos de edad y brindarles más oportunidades de participación cívica y empleo.

La nueva red se apoya en estos principios pero va mucho más allá porque exige que las ciudades participantes emprendan un proceso continuo de evaluación y ejecución. Los miembros de la red se comprometen a adoptar medidas eficaces para crear un ambiente mejor para sus residentes de mayor edad.

Desde diciembre del año pasado, cuando se enviaron las invitaciones para formar parte de la red, la OMS se ha visto inundada de respuestas. Muchas ciudades, grandes y pequeñas por igual, han solicitado oficialmente afiliarse a la red. Asimismo, la Organización ha establecido acuerdos oficiales con el Gobierno de Francia, la Red Irlandesa para Envejecer Bien y la Red Eslovena de Ciudades Adaptadas a las Personas Mayores para llevar a cabo programas nacionales afiliados. El Comité sobre el Envejecimiento de China también ha expresado interés en instaurar un programa nacional, y cinco provincias canadienses están llevando a cabo iniciativas complementarias.

La ciudad de Nueva York es la primera que se une a la red. El día de hoy, el alcalde neoyorquino, el señor Michael Bloomberg, recibirá el primer certificado de afiliación.

Para obtener más información:

Dr John Beard
Director, Departamento de Envejecimiento y Ciclo de Vida
OMS, Ginebra
Teléfono: + 41 22 791 3404
Móvil: +41 79 517 3672
Correo: beardj@who.int

Compartir

Enlace conexo