Centro de prensa

La mortalidad por tuberculosis relacionada con el VIH es mayor que la calculada anteriormente

Según el nuevo informe sobre el control mundial de la tuberculosis, en 2007 se produjeron 1,37 millones de casos de tuberculosis en personas infectadas por el VIH

Comunicado de prensa

Según un informe nuevo publicado hoy por la OMS, el número total de casos nuevos de tuberculosis se mantuvo estable en 2007, y el porcentaje de la población mundial que enfermó de tuberculosis continuó la lenta tendencia decreciente observada por vez primera en 2004.

No obstante, el Informe 2009 sobre el control mundial de la tuberculosis revela también que una de cada cuatro muertes por tuberculosis está relacionada con el VIH, el doble de la proporción reconocida anteriormente. Se calcula que en 2007 hubo 1,37 millones de casos nuevos y 456 000 muertes por tuberculosis en personas infectadas por el VIH. Esta cifra es reflejo de una mejora en la calidad de los datos de los países, que son ahora más representativos y hay datos de más países que en años anteriores.

Según la Dra. Margaret Chan, Directora General de la OMS: «Estos resultados ponen de manifiesto la urgente necesidad de detectar, prevenir y tratar la tuberculosis en las personas afectadas por el VIH, así como de someter a todos los enfermos de tuberculosis a pruebas del VIH, con el fin de proporcionar prevención, tratamiento y atención. Para ello, los países necesitan programas de colaboración y sistemas de salud fortalecidos que luchen contra ambas enfermedades».

Pronunciado aumento de las pruebas del VIH

El informe revela un pronunciado aumento del número de pruebas del VIH realizado a personas que están siendo tratadas contra la tuberculosis, sobre todo en África. En 2004, sólo se realizaron pruebas del VIH al 4% de los enfermos de tuberculosis en la región; en 2007 la cifra aumentó al 37%, y varios países realizaron pruebas del VIH a más del 75% de los enfermos de tuberculosis.

Debido al aumento de las pruebas del VIH en enfermos de tuberculosis, están recibiendo tratamiento adecuado más personas, aunque siguen constituyendo una proporción pequeña de los que lo necesitan. En 2007, había 200 000 enfermos de tuberculosis VIH-positivos que estaban siendo tratados con la combinación trimetoprim-sulfametoxazol para prevenir infecciones oportunistas, y 100 000 con terapia antirretrovírica.

El Sr. Michel Sidibe, Director Ejecutivo del ONUSIDA afirmó que «Tenemos que evitar que las personas afectadas por el VIH mueran de tuberculosis. El acceso universal a prevención, tratamiento, atención y apoyo en materia de VIH debe incluir la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de la tuberculosis. La combinación de los servicios de lucha contra el VIH y la tuberculosis salva vidas.»

Principales retos

El informe señala que los principales retos son la coinfección con tuberculosis y VIH y las formas farmacorresistentes de tuberculosis. Se calcula que en 2007 unas 500 000 personas padecían tuberculosis multirresistente, pero menos del 1% de ellas recibían tratamientos basados, fehacientemente, en las recomendaciones de la OMS.

Dada la crisis financiera actual, el informe documenta la existencia de preocupaciones por una creciente escasez de financiación. Noventa y cuatro países, en los que se producen el 93% de los casos mundiales de tuberculosis, proporcionaron información financiera completa para el informe. El déficit de financiación para alcanzar los hitos de 2009 del Plan Mundial para Detener la Tuberculosis de la Alianza Alto a la Tuberculosis correspondiente a estos 94 países ha aumentado hasta alrededor de 1,5 miles de millones de dólares EE.UU. Con una financiación plena, el Plan mundial logrará su objetivo de reducir a la mitad para el 2015 la prevalencia y mortalidad por tuberculosis con respecto a los niveles de 1990.

«Hemos realizado progresos destacados tanto contra la tuberculosis como contra el VIH en los últimos años, pero la tuberculosis continúa matando a más personas con el VIH que ninguna otra enfermedad», dijo el Dr. Michel Kazatchkine, Director Ejecutivo del Fondo Mundial de lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria, quien añadió: «La crisis financiera no debe desbaratar la ejecución del Plan Mundial para Detener la Tuberculosis. Ahora es el momento de aumentar la financiación de intervenciones eficaces de prevención, tratamiento y atención contra la tuberculosis en todo el mundo.»

La distribución del informe en la fecha de hoy coincide con el Día Mundial de la Tuberculosis y una reunión de 1500 personas en el tercer foro de la Alianza Alto a la Tuberculosis, en Río de Janeiro. La semana próxima, se reunirán en Beijing, en una reunión organizada por la OMS, el Ministerio de Salud de la República Popular China y la Fundación Bill y Melinda Gates, ministros y altos responsables en materia de salud con el objetivo de obtener compromisos para la adopción de medidas de lucha contra la tuberculosis farmacorresistente y su financiación.

Para más información, póngase en contacto con las personas siguientes:

Glenn Thomas
Departamento Alto a la Tuberculosis de la OMS
Móvil: +41 795 090 677
E-mail: thomasg@who.int

Judith Mandelbaum-Schmid
Alianza Alto a la Tuberculosis
Móvil: +41 792 546 835
E-mail: schmidj@who.int

Compartir