Centro de prensa

Muchos países carecen de capacidad para prevenir y tratar la pérdida de audición

Nueva encuesta de la OMS

Nota para los medios de información

Según un informe publicado con ocasión del Día Internacional de la Audición, celebrado el 3 de marzo, muchos de los países que respondieron a una nueva encuesta de la Organización Mundial de la Salud (OMS) carecen de capacidad para prevenir y tratar la pérdida de audición.

360 millones de personas afectadas

La OMS calcula que más del 5% de la población mundial —360 millones de personas— padecen una pérdida auditiva discapacitante. La prevalencia más elevada se registra en Asia-Pacífico, en Asia meridional y en África subsahariana. Aproximadamente la mitad de todos los casos de pérdida auditiva en todo el mundo se pueden prevenir o tratar con facilidad.

Una de las principales causas de pérdida de audición en las personas más jóvenes, especialmente en los países de ingresos bajos y medianos, son las infecciones de oído no tratadas, cuyo síntoma más frecuente es la otorrea. Algunas enfermedades infecciosas prevenibles mediante vacunación, como la rubéola, la meningitis, el sarampión o las paperas, también pueden producir pérdida de audición.

Solo 32 de los 76 países que respondieron a la encuesta han elaborado planes y programas para prevenir y controlar las enfermedades otológicas y la pérdida de audición. Según el informe, muchos de ellos carecen de personal sanitario capacitado, de establecimientos de formación, de datos y de planes nacionales para atender las necesidades de quienes padecen problemas otológicos y auditivos. De la información recibida también se desprende que la brecha entre las necesidades y los servicios es mayor en África subsahariana.

«Los resultados de esta encuesta muestran claramente que los gobiernos y los asociados deben invertir en atención audiológica especialmente a nivel comunitario y primario», dice el Dr. Etienne Krug, Director del Departamento de Prevención de la Violencia y los Traumatismos y Discapacidad de la OMS. «Los programas deben beneficiar a todos, incluidos los colectivos desfavorecidos de la población que tienen menos posibilidades de acceder a servicios de atención audiológica».

Prevención y tratamiento en el marco de la atención primaria

Las prácticas idóneas de atención otológica, como reducir la exposición al ruido y evitar la inserción de objetos en los oídos, pueden evitar que muchas personas desarrollen problemas otológicos y auditivos. Un gran porcentaje de personas con pérdida de audición pueden beneficiarse de un diagnóstico precoz y un tratamiento adecuado.

Las prácticas idóneas de atención otológica, como reducir la exposición al ruido y evitar la inserción de objetos en los oídos, pueden evitar que muchas personas desarrollen problemas otológicos y auditivos. Un gran porcentaje de personas con pérdida de audición pueden beneficiarse de un diagnóstico precoz y un tratamiento adecuado.

Por ejemplo, los programas de detección de problemas auditivos en niños menores de un año pueden minimizar el impacto de la pérdida de audición en su desarrollo.

«Los problemas otológicos y auditivos y la utilización de audífonos suelen asociarse a ideas y conceptos erróneos», dice la Dra. Shelly Chadha, de la Unidad de Prevención de la Ceguera y la Sordera de la OMS. «Por tanto, los programas nacionales deberían centrarse no solo en la prevención y la prestación de servicios, sino también en la sensibilización».

Los planes nacionales que ya existen en algunos países pueden servir de modelo para los países que todavía carecen de estrategias para luchar mejor contra la pérdida auditiva discapacitante. Sin embargo, cada país ha de elaborar su propio plan basándose en su situación específica, las principales causas de pérdida de audición y la infraestructura sanitaria disponible.

Para más información puede ponerse en contacto con:

Tarik Jasarevic
OMS, Ginebra
Responsable de Comunicación
Tel.: +41 22 791 5099
Móvil: +41 79367 6214
Correo electrónico:jasarevict@who.int

Compartir