Centro de prensa

Los esfuerzos por erradicar la poliomielitis no están llegando a los más vulnerables

Nota para los medios de comunicación

Según un estudio publicado este mes en el Boletín de la Organización Mundial de la Salud, la poliomielitis no será erradicada del Pakistán a no ser que el programa nacional consiga llegar a los padres de los niños pertenecientes a los grupos de alto riesgo, como las comunidades de la etnia pastún, que soportan la mayor carga de esta enfermedad.

En el estudio se entrevistaron 1017 padres de menores de 5 años de Karachi entre septiembre y octubre del año pasado. El 41% de ellos (412) dijeron que nunca habían oído hablar de la poliomielitis, y el 11,4% (116) que se negaban a que sus hijos se vacunaran.

El Pakistán es uno de tres únicos países endémicos

El Pakistán es uno de tres únicos países endémicos en los que nunca se ha detenido la transmisión de la poliomielitis, enfermedad cuya erradicación - es decir, su completa eliminación en todo el mundo - depende de los progresos que se hagan en algunas zonas de esos países, tales la megalópolis de Karachi (Pakistán).

«Los padres que rechazaban la vacunación eran de familias pastún de bajo nivel socioeconómico y mencionaban como motivo principal que no tenían la aprobación de los ancianos de la familia», dice la autora principal, la Dra. Anita Zaidi, profesora del Departamento de Pediatría y Salud Infantil de la Universidad Aga Khan de Pakistán. «También los había procedentes de familias con ingresos elevados y de otras etnias que consideraban que la vacuna es nociva o innecesaria.»

Llegar a los grupos de alto riesgo

El estudio aporta nuevos datos que indican que la poliomielitis se podría erradicar más rápidamente si los programas nacionales consiguieran llegar a los grupos de alto riesgo y lograran su implicación. La comunidad pastún solo representa el 15% de la población del Pakistán, pero ha sufrido más de tres cuartas partes de los casos confirmados de poliomielitis que se han registrado este año.

«Una vez que el programa nacional sepa cuáles son las comunidades a las que no llegan los servicios de vacunación, y por qué, el Gobierno del Pakistán, con el apoyo de sus asociados, podrá formular estrategias adaptadas culturalmente para llegar a esas poblaciones y ganarse su confianza», dice el Dr. Bruce Aylward, Subdirector General de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Poliomielitis, Emergencias y Colaboración con los Países. «Y esto es algo que el Gobierno ha empezado a hacer concienzudamente este año.»

Más vacunadores de la etnia pastún

En colaboración con la OMS y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), este año el Gobierno ha empezado a reclutar a más vacunadores y movilizadores sociales (activistas de la comunidad que trabajan en ella) de la etnia pastún. Otras medidas recientes para lograr la participación de esta comunidad consisten en nuevas estrategias para llegar a los viajeros pastún que entran y salen de Karachi, y en una campaña mediática nacional que incluye mensajes en su idioma.

Según el estudio, otros factores que dificultan el éxito del programa en Pakistán son los conflictos armados, las inundaciones masivas, los servicios de inmunización sistemática deficientes y las numerosas poblaciones nómadas y de desplazados internos.

Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis

La OMS es uno de los cuatro asociados que encabezan la Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis, junto con la Asociación Rotaria Internacional, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos de América y el UNICEF.

Este año, la Asamblea de la Salud, órgano rector de la OMS y de la Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis, declaró que la culminación de la erradicación de esta enfermedad constituye una «emergencia programática para la salud pública mundial» e instó al Pakistán, así como al Afganistán y Nigeria, los otros dos países en los que la poliomielitis sigue siendo endémica, a que hagan de la lucha contra esta enfermedad una «emergencia para la salud pública nacional».

En caso de éxito, la poliomielitis sería la segunda enfermedad infecciosa humana en desaparecer, tras la erradicación de la viruela en los años setenta. La poliomielitis es una enfermedad infecciosa vírica que afecta sobre todo a los niños y que es causa de parálisis y, en una pequeña proporción de casos, de muerte.

«Este estudio aparece en un momento fundamental para los programas de poliomielitis, justo en el año en el que se ha alcanzado el menor número de casos notificados (154) en el menor número de países (4) desde que se inició la vigilancia certificada en 2000», dice el Dr. Aylward.

Otros temas del presente número:

  • Nueva era para la donación de órganos y los trasplantes en China
  • Los caminos hacia la cobertura sanitaria universal
  • Acuerdo global sobre la investigación y el desarrollo
  • Publicación de una estrategia para las investigaciones sobre sistemas de salud
  • Revisión de las orientaciones sobre la preparación para una gripe pandémica
  • Exposición al arsénico en Bangladesh
  • Diabetes y coronariopatía: de las evidencias a las políticas

El Boletín de la Organización Mundial de la Salud es una de las más importantes publicaciones mundiales sobre salud pública. Es el buque insignia de las publicaciones periódicas de la OMS, y hace especial hincapié en los países en desarrollo. Los artículos son objeto de exámenes colegiados y son independientes de las directrices de la OMS. Los resúmenes están ahora disponibles en los seis idiomas oficiales de las Naciones Unidas.

Para obtener más información:

Fiona Fleck
Editora de Noticias
Boletín de la Organización Mundial de la Salud
Ginebra, Suiza
Tel.: +41 22 791 1897
E-mail: fleckf@who.int

Dr Anita Zaidi
Jefa del Departamento de Pediatría y Salud Infantil
Universidad Aga Khan
Karachi, Pakistán
Tel.: +92 21 3486 4721
Móvil: +92 300 823 4427
E-mail: anita.zaidi@aku.edu

Sona Bari
Portavoz para la erradicación de la poliomielitis
Organización Mundial de la Salud
Ginebra, Suiza
Tel.: +41 22 791 1476
Móvil: +41 79 475 5511
E-mail:baris@who.int

Compartir

Enlaces conexos