Centro de prensa

Primeras pautas de la OMS sobre el uso preventivo de antirretrovíricos por personas VIH-negativas con alto riesgo de infectarse

Nota para los medios de información

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dado a conocer las primeras pautas para los países que están considerando la conveniencia de ofrecer medicamentos contra la infección por el VIH, conocidos como antirretrovíricos, para proteger a las personas que no están infectadas pero que tienen un riesgo elevado de infectarse.

Profilaxis del VIH anterior a la exposición

Las pautas están basadas en resultados de ensayos clínicos que indican que la administración a personas VIH-negativas de una dosis diaria de un antirretrovírico oral (método denominado «profilaxis anterior a la exposición») para reducir el riesgo de infección es segura y eficaz para prevenir la infección. El estudio iPrEX ha demostrado que dicha profilaxis puede reducir en un 40% la infección por el VIH en los hombres que tienen relaciones homosexuales, y hasta en un 73% en los que toman el medicamento regularmente. El estudio llamado Partners PrEP observó una protección del 75% en parejas discordantes (en las que uno de los miembros es VIH-positivo) en Kenya y Uganda.

Los resultados de estos estudios ponen de relieve los posibles beneficios de la profilaxis anterior a la exposición y también la importancia de combinarla con el uso regular del condón, además de las pruebas frecuentes para detectar la infección por el VIH, la orientación y el tratamiento de las enfermedades de transmisión sexual.

También subrayan la importancia de tomar los medicamentos todos los días. Muchas personas que tienen un riesgo elevado de contraer la infección por el VIH tal vez no puedan adoptar fácilmente la pauta rigurosa necesaria, de manera que ahora habrá que determinar la mejor manera de ofrecerla en la la práctica logrando la debida adherencia al tratamiento para obtener los mayores beneficios desde el punto de vista de la salud pública.

Programa combinado de prevención de la infección por el VIH

Para que se entienda mejor la forma en que la profilaxis anterior a la exposición puede formar parte de un programa combinado de prevención de la infección por el VIH, la OMS alienta a los países que deseen empezar a utilizarla a que pongan en práctica proyectos pequeños con la finalidad de ayudar al personal sanitario a entenderla mejor y apreciar sus posibles beneficios. En dichos proyectos, los antirretrovíricos se administrarían a personas con un riesgo elevado de contraer la infección por el VIH, como son los hombres que tienen relaciones homosexuales o las mujeres transgénero que tienen relaciones con hombres que probablemente sean VIH-positivos. El objetivo que se persigue es determinar cuáles grupos se beneficiarían más de la profilaxis y la mejor forma de brindarles servicios.

La OMS evaluará los resultados de estos proyectos y los datos de investigación que vayan apareciendo. Los resultados ayudarán a decidir la mejor manera de integrar las orientaciones sobre la profilaxis anterior a la exposición en las futuras directrices de la OMS acerca del uso de antirretrovíricos para prevenir y tratar la infección por el VIH, cuya publicación está prevista para el verano de 2013.

Nuevas orientaciones

Las orientaciones dadas a conocer hoy recomiendan que los proyectos mencionados presten atención especial a lo siguiente:

  • comprobar que las personas que quieren recibir la profilaxis anterior a la exposición sean en verdad VIH-negativas, para evitar la aparición de farmacorresistencia;
  • alentar a las personas que reciban la profilaxis a que sigan usando el condón;
  • descartar que los candidatos a recibir la profilaxis padezcan problemas que contraindiquen los antirretrovíricos (por ejemplo, enfermedades de los riñones o de los huesos);
  • estar muy atentos a la aparición de eventos farmacológicos adversos;
  • ayudar a las personas que reciben la profilaxis a tomar a diario el medicamento;
  • asegurarse de que las personas que reciben la profilaxis tengan acceso al suministro ininterrumpido del medicamento en un horario y un lugar de fácil acceso;
  • someter regularmente a las pruebas de infección por el VIH a las personas que estén tomando la profilaxis y, si están infectadas, descartar cualquier signo de farmacorresistencia;
  • velar por que quienes dejen de tomar la profilaxis tengan acceso continuo a los servicios de prevención de la infección por el VIH;
  • reunir información sobre la relación costo-beneficio de la profilaxis a fin de ayudar a los países a tomar decisiones sobre la mejor manera de asignar sus limitados recursos, especialmente en los lugares donde no reciben tratamiento contra la infección por el VIH todas las personas que lo necesitan.

Esta misma semana, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos ha aprobado el uso de los antirretrovíricos como parte de una estrategia integral de prevención de la infección por el VIH en este país, que incluye el uso del condón y otras prácticas de protección así como las pruebas y la orientación. El fabricante del comprimido aprobado calcula que el costo de la medicación será de US$13 900 por persona y por año en los Estados Unidos.

La XIX Conferencia Internacional sobre el Sida se celebra en Washington, D.C., del 22 al 27 de julio, bajo el lema «Juntos cambiando el rumbo». La OMS está presentando propuestas para acelerar la eliminación de la transmisión del VIH, que vinculan los adelantos científicos más recientes con lo que se puede hacer sobre el terreno. Esto incluye un documento para el debate sobre el uso estratégico de los antirretrovíricos; un informe mundial sobre la farmacorresistencia; orientaciones sobre la prevención y el tratamiento de las infecciones de transmisión sexual, incluida la infección por el VIH, en los profesionales del sexo; y pautas sobre la prevención de la hepatitis vírica (que con frecuencia coexiste con la infección por el VIH) en las personas que se inyectan drogas.

Para más información:

Sarah Russell
OMS, Washington DC
Celular: +41 79 598 6823
Correo: russellsa@who.int

Tarik Jasarevic
OMS, Ginebra
Tel.: +41 22 791 5099
Celular: +41 79 367 6214
Correo: jasarevict@who.int

Glenn Thomas
OMS, Ginebra
Tel.: +41 22 791 3983
Celular: +41 79 509 0677
Correo: thomasg@who.int

Compartir