Centro de prensa

Enfermedades transmitidas por vectores

Nota descriptiva Nº387
Marzo de 2014

Panorama general


Datos y cifras

  • Las enfermedades no transmisibles representan más del 17% de todas las enfermedades infecciosas, y provocan cada año más de 1 millón de defunciones.
  • Más de 2500 millones de personas, en más de 100 países, corren el riesgo de contraer dengue.
  • Cada año, el paludismo provoca más de 600 000 defunciones en todo el mundo, la mayor parte de ellas entre niños menores de cinco años.
  • Otras enfermedades, tales como la enfermedad de Chagas, la leishmaniasis y la esquistosomiasis afectan a cientos de millones de personas en todo el mundo.
  • Muchas de las enfermedades son prevenibles mediante medidas de protección fundamentadas.

Principales vectores y enfermedades que transmiten

Los vectores son organismos vivos que pueden transmitir enfermedades infecciosas entre personas, o de animales a personas. Muchos de esos vectores son insectos hematófagos que ingieren los microorganismos patógenos junto con la sangre de un portador infectado (persona o animal), y posteriormente los inoculan a un nuevo portador al ingerir su sangre.

Los mosquitos son los vectores de enfermedades mejor conocidos. Garrapatas, moscas, flebótomos, pulgas, triatominos y algunos caracoles de agua dulce también son vectores de enfermedades.

Mosquitos
  • Aedes
    • Dengue
    • Fiebre del Valle del Rift
    • Fiebre amarilla
    • Chikungunya
  • Anopheles
    • Paludismo
  • Culex
    • Encefalitis japonesa
    • Filariasis linfática
    • Fiebre del Nilo Occidental
Flebótomos
  • Leishmaniasis
  • Fiebre transmitida por flebótomos
Garrapatas
  • Fiebre hemorrágica de Crimea-Congo
  • Enfermedad de Lyme
  • Fiebre recurrente (borreliosis)
  • Ricketsiosis (fiebre maculosa y fiebre Q)
  • Encefalitis transmitida por garrapatas
  • Tularemia
Triatominos
  • Enfermedad de Chagas (tripanosomiasis americana)
Mosca tsetsé
  • Enfermedad del sueño (tripanosomiasis africana)
Pulgas
  • Peste (transmitidas por pulgas de las ratas al ser humano)
  • Rickettsiosis
Moscas negras
  • Oncocercosis (ceguera de los ríos)
Caracoles acuáticos
  • Esquistosomiasis (bilharziasis)

Enfermedades transmitidas por vectores

Las enfermedades transmitidas por vectores son trastornos causados por agentes patógenos, entre ellos los parásitos, en el ser humano. En todo el mundo se registran cada año más de 1000 millones de casos y más de 1 millón de defunciones como consecuencia de enfermedades transmitidas por vectores, tales como el paludismo, dengue, esquistosomiasis, tripanosomiasis africana humana, leishmaniasis, enfermedad de Chagas, fiebre amarilla, encefalitis japonesa y oncocercosis.

Las enfermedades transmitidas por vectores representan más del 17% de todas las enfermedades infecciosas.

La distribución de estas enfermedades está determinada por una compleja dinámica de factores medioambientales y sociales.

En los últimos años, la globalización de los desplazamientos y el comercio, la urbanización no planificada y los problemas medioambientales, entre ellos el cambio climático, están influyendo considerablemente en la transmisión de enfermedades. Algunas, como el dengue, la fiebre chikungunya y la fiebre del Nilo Occidental, están apareciendo en países en los que hasta hace poco eran desconocidas.

Los cambios en las prácticas agrícolas debidos a las variaciones de temperatura y precipitaciones pueden influir en la propagación de enfermedades transmitidas por vectores. La información climática se puede utilizar para vigilar y predecir a largo plazo la distribución y las tendencias del paludismo y otras enfermedades variables en función del clima.

Respuesta de la OMS

A fin de responder al reto que plantean las enfermedades transmitidas por vectores, la OMS:

  • suministra las mejores pruebas científicas para controlar vectores y proteger a las personas contra la infección;
  • presta asistencia técnica y orientación a los países, de modo que puedan tratar eficazmente los casos y los brotes;
  • apoya a los países en el mejoramiento de sus sistemas de presentación de informes y registra la verdadera carga de morbilidad;
  • imparte capacitación sobre tratamiento clínico, diagnóstico y control vectorial conjuntamente con algunos de sus centros colaboradores en todo el mundo; y
  • desarrolla nuevos instrumentos para luchar contra los vectores y hacer frente a la enfermedad, por ejemplo, insecticidas y tecnologías de fumigación.

El cambio de comportamiento es un elemento crucial en lo concerniente a las enfermedades transmitidas por vectores. La OMS colabora con asociados a fin de difundir conocimientos y mejorar la sensibilización, de manera que las personas sepan cómo protegerse a sí mismas y proteger a sus comunidades contra mosquitos, garrapatas, chinches, moscas y otros vectores.

En lo que respecta a muchas enfermedades, entre ellas la enfermedad de Chagas, el paludismo, la esquistosomiasis y la leishmaniasis, la OMS ha puesto en marcha programas de control en los que se utilizan medicamentos donados o subvencionados.

El acceso a servicios de agua y saneamiento es un factor importante para el control y la eliminación de enfermedades. La OMS colabora con sectores gubernamentales muy diferentes en lo relativo al control de esas enfermedades.

Compartir