Centro de prensa

Cánceres de origen ambiental y ocupacional

Nota descriptiva N°350
Julio de 2011


Datos y cifras

  • El cáncer es una de las principales causas de defunción en el mundo. En 2008 se registraron 12,7 millones de casos nuevos y 7,6 millones de muertes por su causa.
  • A nivel mundial, el 19% de todos los cánceres son atribuibles al medio, en particular al entorno laboral, lo que supone 1,3 millones de muertes cada año.
  • La OMS ha clasificado 107 sustancias, mezclas, y situaciones de exposición como carcinógenas para el ser humano.
  • Las causas ambientales externas de cáncer son factores del medio que aumentan el riesgo de cáncer, como la contaminación del aire, las radiaciones ultravioleta y el radón en interiores.
  • Una de cada diez muertes por cáncer de pulmón está estrechamente relacionada con riesgos presentes en el lugar de trabajo.
  • El cáncer de pulmón, el mesotelioma y el cáncer de vejiga son algunos de los cánceres ocupacionales más frecuentes.

¿Cuáles son las causas ocupacionales y ambientales de cáncer?

El cáncer es una de las principales causas de defunción a nivel mundial: en 2008 se registraron 12,7 millones de casos nuevos y 7,6 millones de muertes por su causa. Más del 70% de las muertes por cáncer se producen en los países de ingresos bajos y medios, y se prevé que la cifra aumentará. A nivel mundial, el 19% de todos los cánceres son atribuibles al medio, incluido el entorno laboral, lo que se traduce en 1,3 millones de defunciones anuales.

El Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) de la OMS ha clasificado 107 sustancias, mezclas, y situaciones de exposición como carcinógenas para el hombre. La lista abarca todas las formas de amianto, varios productos hallados en el medio como el benceno, el arsénico en el agua, el cadmio, el óxido de etileno, el benzo[a]pireno y la sílice, radiaciones ionizantes como las emitidas por el radón, las radiaciones ultravioleta, incluidas las cabinas de bronceado, los procesos de producción de aluminio y carbón, las fundiciones de hierro y acero, y la industria de fabricación de caucho.

La mayor parte de los riesgos de exposición del cáncer profesional son prevenibles. En todo el mundo hay unos 125 millones de personas expuestas al amianto en el lugar de trabajo. Según estimaciones de la OMS, más de 107 000 personas mueren cada año por cáncer de pulmón, mesoteliomas y asbestosis debidos a la exposición ocupacional al amianto. Una de cada tres muertes por cáncer ocupacional se debe a este producto.

Las causas ambientales externas de cáncer son factores presentes en el medio, como los contaminantes, que aumentan el riesgo de cáncer. Por ejemplo, se estima que la exposición al radón en interiores causó entre el 3% y el 14% de todos los cánceres de pulmón en 2004, lo que hace de ese factor la segunda causa más importante de cáncer de pulmón en muchos países.

La contaminación del aire causó 165 000 muertes por cáncer de pulmón a nivel mundial en 2004. De ellas:

  • 108 000 fueron causadas por la contaminación del aire exterior;
  • 36 000 se debieron a los combustibles sólidos utilizados para cocinar y calentarse;
  • 21 000 se debieron al tabaquismo pasivo.

Se estima que las radiaciones ultravioleta causaron en 2002 unas 60 000 muertes:

  • 48 000 por melanomas ;
  • 12 000 por carcinomas basales y escamosos de la piel.

Respuesta de la OMS

En 2005, mediante una resolución sobre la prevención y el control del cáncer, la Asamblea Mundial de la Salud instó a los países a elaborar programas destinados a reducir la incidencia de cáncer y la mortalidad por esa causa. En la resolución se pide a todos los Estados Miembros que elaboren programas nacionales contra el cáncer que abarquen la ampliación de las medidas de prevención, la detección precoz y el cribado, y mejoras del tratamiento y los cuidados paliativos.

La resolución aboga por que se preste especial atención a los cánceres prevenibles evitando la exposición a productos químicos y al humo de tabaco en el lugar de trabajo y en el medio, así como a algunos agentes infecciosos y a las radiaciones ionizantes y ultravioleta.

Se recomienda incluir en los programas nacionales de control del cáncer los tumores prevenibles (como los de pulmón, colon, recto, piel e hígado), fomentando medidas para evitar y reducir la exposición a factores de riesgo (como el consumo de tabaco, las dietas malsanas, el uso nocivo del alcohol, el sedentarismo, la exposición excesiva a la luz solar, los agentes transmisibles y las exposiciones ocupacionales).

La OMS ha desarrollado diversos instrumentos para la prevención de los cánceres de origen ambiental, entre ellos los siguientes:


  • el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco;
  • la política sobre eliminación de las enfermedades relacionadas con el amianto;
  • directrices para la calidad del aire y la calidad del agua de bebida;
  • opciones de política para la prevención y mitigación de los efectos del radón;
  • consejos prácticos e información sobre los efectos de la exposición a las radiaciones ultravioleta en la salud;
  • normas de seguridad para productos químicos y alimentos, incluidos contaminantes causantes de cáncer como las dioxinas y aflatoxinas;
  • el Programa Internacional de Seguridad de las Sustancias Químicas, incluidos los diez productos químicos que plantean un importante problema de salud pública;
  • El plan de acción mundial de la OMS sobre la salud de los trabajadores.

Además, la OMS elaboró una guía para el desarrollo de programas eficaces de prevención del cáncer (Cancer control: knowledge into action - prevention) que aborda todos los factores de riesgo, en particular los riesgos ambientales y ocupacionales y las radiaciones.

El módulo tiene como objetivo ayudar a los directores nacionales de la lucha contra el cáncer a formular planes eficaces de prevención adaptados a la realidad de sus países, ofreciendo para ello indicaciones sobre la manera de evaluar la magnitud del problema y concebir conjuntos básicos, ampliados y recomendados de medidas preventivas, y sobre cómo vigilar los efectos de los programas de prevención del cáncer.

Compartir

Para más información puede ponerse en contacto con:

WHO Media centre
Centro de prensa de la OMS
Teléfono: +41 22 791 2222
e-mail: mediainquiries@who.int