Salud de la madre, el recién nacido, del niño y del adolescente

Visitas domiciliarias al recién nacido: una estrategia para aumentar la supervivencia

Declaración conjunta OMS/UNICEF

Compartir

Autores:
Organización Mundial de la Salud; UNICEF

Detalles de la publicación

Número de páginas: 8
Fecha de publicación: 2009
Idiomas: Inglès, Francés, Espagñol
Número de referencia OMS: WHO/FCH/CAH/09.02

Descargar


Resumen

Cada año mueren alrededor de 3,7 millones de recién nacidos durante las primeras quatro semanas de vida (estimaciones de 2004). La mayoría de esos niños nace en países en desarrollo y muere en casa. Hasta dos terceras partes de esas defunciones podrían prevenirse si las madres y los recién nacidos fueran objeto de intervenciones de eficacia comprobada. La puesta en marcha de una estrategia que promueva el acceso universal a la atención prenatal, a la asistencia al parto especializada y a la atención postnatal y puerperal tempranas contribuiría a reducir de manera ostenida la mortalidad materna y neonatal.

Si bien tanto la madre como el recién nacido necesitan atención durante el periodo inmediato al nacimiento, la presente declaración se centra en la asistencia al recién nacido y en los datos de que se dispone en esa materia. Los estudios realizados muestran que las intervenciones que se basan en la atención domiciliaria al recién nacido pueden prevenir entre el 30 y el 60 por ciento de las defunciones neonatales en entornos donde la mortalidad es elevada, en situaciones bajo control. Así pues, la OMS y el UNICEF recomiendan las visitas domiciliarias durante la primera semana de vida para aumentar la supervivencia de los recién nacidos.