Gripe

Gripe porcina en el ser humano

La mayoría de los virus de la gripe porcina no causan enfermedad humana. Sin embargo, en algunos países se han notificado casos de infección humana por estos virus. La mayoría de las infecciones humanas han sido leves y los virus no se han transmitido de persona a persona. El virus H1N1, causante de la pandemia de gripe de 2009-2010, al parecer de origen porcino, es un ejemplo de virus porcino capaz de propagarse fácilmente de una persona a otra y de causar enfermedad.

Dado que los cerdos pueden infectarse con virus gripales procedentes de huéspedes diversos, como las aves o el ser humano, pueden facilitar la redistribución de los genes de diferentes virus de la gripe y la consiguiente creación de «nuevos» virus gripales. El problema es que esos «nuevos» virus redistribuidos puedan transmitirse con mayor facilidad de una persona a otra o causar en el ser humano una enfermedad más grave que la ocasionada por los virus originales. La OMS y sus asociados del sector de la salud animal están colaborando para identificar y reducir los riesgos para la salud pública y la salud animal en los diferentes contextos nacionales.

Enlaces conexos

Información esencial sobre la OMS

Directora General
Directora General y personal directivo superior

Gobernanza de la OMS
Constitución de la OMS, Consejo Ejecutivo y Asamblea Mundial de la Salud

Centro de prensa
Noticias, eventos, notas descriptivas, material multimedia y contactos

Informe sobre la salud en el mundo
Informe anual sobre salud pública mundial y datos estadísticos clave