Gobernanza

Premios de las Fundaciones

Cuando se creó, en 1948, la Organización Mundial de la Salud asumió las funciones de salud pública de la Organización de Higiene de la Sociedad de las Naciones, así como la administración de dos premios: el Premio de la Fundación Darling y el Premio de la Fundación Léon Bernard.

Desde entonces, se han establecido otras fundaciones en el marco de la OMS y algunas también están administradas por la Organización.

Por lo general, estas fundaciones han sido creadas por eminentes personalidades del ámbito sanitario o establecidas en memoria de alguna de ellas. En general, los premios se adjudican a personas o instituciones que hayan obtenido logros destacados en el desarrollo de la salud; las becas se conceden con el fin de proseguir las investigaciones en áreas específicas de la medicina.

A lo largo de los años, los premios han sido adjudicados a científicos de renombre, a investigadores o sencillamente a personas dedicadas que han contribuido enormemente con su trabajo al adelanto de la salud pública, así como a instituciones que se ocupan de las cuestiones de salud de las comunidades locales.

Candidaturas y solicitudes

Actualmente, la Directora General es la administradora de varios premios y becas de fundaciones, y regularmente invita a que se presenten candidaturas, de conformidad con las disposiciones establecidas en los estatutos pertinentes.

En función de los reglamentos que rigen cada premio o beca, las candidaturas pueden presentarse a la Directora General o a los Directores Regionales de la OMS a través de las administraciones sanitarias nacionales, de titulares de los premios, de comités regionales de la OMS, de instituciones de investigación y de organizaciones y asociaciones internacionales.

Las candidaturas son examinadas por los comités de las fundaciones o los comités de selección, que deciden la recomendación que deberán formular al Consejo Ejecutivo, o al Comité Regional de que se trate, que designan a los galardonados.

Es preciso observar las directrices, cuando se facilitan, y los formularios de solicitud deben ser lo más completos posible. Debe prestarse una atención especial al preparar la documentación que ha de presentarse en apoyo de una candidatura. Las pruebas documentales escasas o incompletas pueden dificultar seriamente las posibilidades de éxito de un candidato.

Premios disueltos

Nuevo

Asamblea Mundial de la Salud

INSCRIPCIÓN EN LAS REUNIONES de los órganos deliberantes