Problemas de oído

Preguntas y respuestas en línea
Febrero de 2014

P. ¿Qué puedo hacer para que los oídos de mi hijo estén limpios?

R: El oído es un órgano que se limpia por sí solo y no requiere una limpieza activa. Los oídos únicamente se tienen que limpiar por fuera. No hay que introducir ningún objeto o líquido en los oídos, a menos que lo prescriba un profesional sanitario.

P. ¿Por qué a mi hijo le duele el oído?

R: El dolor de oído puede deberse a problemas como:

  • un tapón de cerumen en el oído;
  • una infección aguda en el conducto auditivo;
  • una infección aguda en la membrana del tímpano, o
  • la presencia de líquido en el oído medio.

Para detectar el problema, lleve a su hijo a una revisión otológica. El dolor de oídos no se debe pasar por alto, ya que puede conllevar problemas graves.

P. ¿Cómo puedo proteger a mi hijo contra las infecciones de oído?

R: La mayoría de las infecciones de oído pueden evitarse cuidando adecuadamente los oídos. Es importante recordar las siguientes recomendaciones:

  • Procure que no se le meta agua sucia en el oído.
  • Nunca abofetee a un niño y mucho menos en los oídos, ya que puede dañarle el tímpano.
  • Asegúrese de que le diagnostiquen a tiempo las infecciones de oído permaneciendo atento a problemas como el dolor de oídos, la pérdida auditiva y la otorrea.
  • Enseñe a sus hijos a no introducirse en el oído ningún objeto, como lápices, gomas y horquillas para el pelo.

P. ¿Puedo utilizar remedios tradicionales o herbarios para el oído?

R: Absolutamente no. Pueden irritar el conducto auditivo y la membrana del tímpano y provocar una infección.

P. ¿Cuándo debo llevar a mi hijo a que un médico lo examine para detectar posibles problemas de oído?

R: Si su hijo se queja de:

  • dolor de oído;
  • otorrea;
  • pérdida de audición;
  • desarrollo deficiente del habla;
  • si su hijo no entiende bien cuando usted le habla.

Consulte a un médico lo antes posible.

P. ¿Cuánto tiempo se puede estar expuesto a un ruido alto sin que sea peligroso?

R: El grado de peligrosidad para la audición guarda relación con el volumen del ruido y la duración de la exposición. Es mejor protegerse contra un ruido alto tan pronto como comience la exposición. Se deberían llevar protectores de oído, como tapones que se ajusten bien, antes de entrar en una zona ruidosa.

P. Me gusta escuchar música alta con cascos o auriculares. ¿Puede perjudicar esto mi capacidad auditiva?

R: El riesgo de pérdida de audición aumenta a medida que el sonido se hace más intenso (volumen) y se prologa en el tiempo. Se ha demostrado que, con la mayoría de los dispositivos, utilizar auriculares para escuchar un sonido al 95% del volumen máximo durante cinco minutos daña la audición. Para proteger la audición, al utilizar auriculares o cascos se debería bajar al mínimo el volumen y realizar pausas.

Compartir