¿Por qué hay tantos niños afectados por accidentes de tránsito?

Preguntas y respuestas en línea
Mayo de 2015

P: ¿Por qué hay tantos niños afectados por accidentes de tránsito?

R: Los niños corren riesgos de sufrir traumatismos en accidentes de tránsito por diversos motivos. Los niños pequeños están limitados por su desarrollo físico, cognitivo y social, y por ello son más vulnerables a los accidentes de tránsito que los adultos. Debido a su pequeña estatura puede ser difícil para ellos ver el tránsito a su alrededor, y para los conductores y otras personas ver a los niños. Además, si sufren un accidente de tránsito, sus cabezas más blandas los hacen más susceptibles de sufrir traumatismos craneales graves que los adultos.

Los niños más pequeños pueden tener dificultades para interpretar las diferentes señales y sonidos, lo que podría influir en su apreciación de la proximidad, velocidad y dirección de vehículos en movimiento. Asimismo, estos niños suelen ser impulsivos, y su limitada capacidad de concentración supone un reto para prestar atención a más de un problema a la vez. A medida que crecen y llegan a la adolescencia se vuelven especialmente propensos a asumir riesgos que ponen en peligro su seguridad en las carreteras. En general, las carreteras se planifican sin la suficiente consideración de las necesidades específicas de los niños.

Anualmente se registran en el mundo unas 186.300 defunciones de niños menores de 18 años por accidentes de tránsito, y los traumatismos sufridos en ese tipo de accidentes son la principal causa de mortalidad de niños de 15 a 17 años en todo el mundo. El número de defunciones de niños en accidentes de tránsito duplica al de las niñas. Además, las tasas de defunción en accidentes de tránsito entre los niños en general es el triple en los países de ingresos bajos y medianos que en los países de altos ingresos.

Los accidentes de tránsito son prevenibles. Si bien ninguna medida por sí sola puede hacer frente debidamente a la amplia gama de riesgos que corren los niños en las carreteras, las 10 estrategias mencionadas a continuación son las más conocidas, especialmente si se aplican como un conjunto de medidas, para preservar la seguridad de los niños en las carreteras.

  • Control de la velocidad
  • Prevención de la conducción bajo los efectos del alcohol
  • Uso de cascos por ciclistas y motociclistas
  • Sujeción de los niños en los vehículos
  • Mejoramiento de la vista y la visibilidad de los niños
  • Mejoramiento de la infraestructura vial
  • Adaptación del diseño de los vehículos
  • Instaurar permisos de conducir graduales

Estas cuestiones se examinan a fondo en un nuevo documento titulado "Diez estrategias para preservar la seguridad de los niños en las carreteras”, publicado por la OMS en ocasión de la Tercera Semana Mundial de las Naciones Unidas sobre la Seguridad Vial (4 a 10 de mayo de 2015).

Enlaces conexos

Compartir