Un año después de la declaración de emergencia en Nigeria, la OMS continúa prestando apoyo

Septiembre de 2017

Ocho años de conflicto y crisis en el noreste de Nigeria han conllevado la destrucción total o parcial de dos tercios de los establecimientos sanitarios y han dejado a millones de personas sin acceso a la asistencia sanitaria.

En agosto del pasado año, cuando los equipos sanitarios lograron alcanzar zonas anteriormente inaccesibles, se encontraron con una situación crítica. Los establecimientos sanitarios en funcionamiento estaban sobrecargados, y más del 40% de los campamentos de desplazados internos no tenían acceso a los servicios básicos de atención de la salud. Las tasas de vacunación infantil habían disminuido radicalmente, por lo que los niños corrían riesgo de contraer enfermedades potencialmente letales como la poliomielitis, la tos ferina, la neumonía y el sarampión, y la tasa de malnutrición aguda severa se estimaba en un 14%.

En vista de estas conclusiones, la OMS incrementó su apoyo para atender las necesidades sanitarias de la población y poner en marcha intervenciones innovadoras destinadas a reducir los riesgos sanitarios. Pese a la inseguridad continuada, siempre que la OMS y sus asociados pueden atender a las personas que precisan sus servicios, su objetivo es siempre el mismo: reducir el riesgo de brotes de enfermedades y prestar servicios de salud vitales a quienes los necesitan.

Los equipos sanitarios móviles de la OMS proporcionan asistencia sanitaria en zonas remotas e inaccesibles desde hace años

Un equipo sanitario móvil presta asistencia sanitaria en Banki, en la zona de administración local de Bama del estado de Borno
Un equipo sanitario móvil presta asistencia sanitaria en Banki, en la zona de administración local de Bama del estado de Borno
OMS/CE.Onuekwe

En el noreste de Nigeria, el acceso se está haciendo cada vez más difícil debido a la inseguridad, la dificultad del terreno y el mal estado de la red vial. El conflicto también ha provocado el éxodo de trabajadores sanitarios cualificados, lo que ha dejado a muchas personas sin atención sanitaria básica.

Un equipo sanitario móvil se dirige a comunidades de difícil acceso en el estado de Borno
Un equipo sanitario móvil se dirige a comunidades de difícil acceso en el estado de Borno
OMS//CE.Onuekwe

Los 113 equipos sanitarios móviles apoyados por la OMS que realizan su labor en los estados de Borno, Yobe y Adamawa están intentando colmar esta laguna. Han visto a más de 400 000 personas y han tratado a unas 83 000 en 25 zonas del estado de Borno desde agosto de 2016.


Atención integrada de las enfermedades infantiles por parte de asesores comunitarios

Los asesores comunitarios proporcionan tratamiento para enfermedades leves en el campamento de desplazados internos de Mogolis en Maiduguri (estado de Borno)
Los asesores comunitarios proporcionan tratamiento para enfermedades leves en el campamento de desplazados internos de Mogolis en Maiduguri (estado de Borno)
OMS/CE.Onuekwe

En consonancia con la estrategia integrada de salud materna, del recién nacido y del niño, la OMS contrató y capacitó a 680 asesores comunitarios para que brindaran una atención integrada de las enfermedades infantiles a nivel comunitario.

Estos voluntarios comunitarios reciben capacitación por parte de la OMS para evaluar, clasificar y tratar las enfermedades infantiles. Han prestado a más de 50 000 niños de 680 comunidades diversos servicios de atención de la salud, desde el tratamiento de enfermedades leves a la promoción de la salud en los estados de Borno, Adamawa y Yobe.

Mediante la capacitación de miembros de las comunidades, la OMS y sus asociados están posibilitando la prestación de atención de la salud a personas que con anterioridad probablemente tenían que recorrer largas distancias en entornos peligrosos.


La OMS brinda ayuda a 400 000 niños con malnutrición aguda grave en el noreste de Nigeria

Un asesor comunitario examina a un niño para detectar si está malnutrido
Un asesor comunitario examina a un niño para detectar si está malnutrido
OMS/CE.Onuekwe

Se calcula que 400 000 niños del noreste de Nigeria padecen malnutrición aguda grave. Sin un tratamiento adecuado, uno de cada cinco de estos niños (aproximadamente 75 000) podría morir.

Hasta la fecha, la OMS ha proporcionado 50 kits de tratamiento de la malnutrición aguda severa a los centros de estabilización de 16 establecimientos sanitarios de los estados de Borno y Yobe. Los equipos contienen medicamentos, como antibióticos y antipalúdicos, tratamientos para la diarrea, kits de diagnóstico para enfermedades como el paludismo, y material como termómetros, guantes y jeringas. Cada kit está diseñado para atender las complicaciones médicas derivadas de la malnutrición grave de 50 niños durante unos tres meses. En los centros se ha atendido a más de 1500 niños con malnutrición aguda grave y complicaciones médicas, y se han hecho pruebas de detección de la malnutrición aguda a más de 180 000 niños.

Los voluntarios han contactado con más de 87 000 madres y cuidadores para instruirlos sobre la alimentación del lactante y el niño pequeño, y se han administrado micronutrientes en polvo a 8413 niños de entre seis y 23 meses para prevenir y controlar los déficits de micronutrientes.


Reducción de la morbilidad y mortalidad atribuibles al paludismo entre los niños menores de cinco años

La OMS pretende salvar 10 000 vidas mediante una campaña de quimioprofilaxis contra el paludismo estacional en el estado de Borno
La OMS pretende salvar 10 000 vidas mediante una campaña de quimioprofilaxis contra el paludismo estacional en el estado de Borno
OMS/CE.Onuekwe

En el estado de Borno, la OMS calcula que actualmente más de la mitad de las muertes registradas se deben al paludismo, que supera a todas las demás causas de muerte juntas, con inclusión del cólera, el sarampión y la hepatitis E. Una población muy vulnerable, formada principalmente por niños (58,8%), está en riesgo. Sin embargo, el paludismo es prevenible y curable.

En colaboración con las autoridades sanitarias, la OMS realizó cuatro tandas de una campaña de quimioprofilaxis contra el paludismo estacional destinada a los niños menores de cinco años que son especialmente vulnerables al paludismo. En la primera tanda, realizada en julio de 2017, se administró quimioprofilaxis a más de 880 000 niños del estado de Borno.

El paludismo es una enfermedad potencialmente mortal provocada por parásitos que se transmiten a las personas mediante la picadura de mosquitos infectados. Más del 90% de las muertes por paludismo se producen en África.


Dirección y coordinación de 22 asociados del sector de la salud para prestar servicios sanitarios específicos a 5,9 millones de personas en el noreste de Nigeria

La OMS coordina a 22 asociados del sector de la salud para la prestación focalizada de servicios sanitarios vitales en el estado de Borno
La OMS coordina a 22 asociados del sector de la salud para la prestación focalizada de servicios sanitarios vitales en el estado de Borno
OMS/CE.Onuekwe

La OMS ha elaborado planes de preparación y respuesta para responder al cólera, la meningitis cerebroespinal y la hepatitis E. Estos planes ayudaron a orientar el posicionamiento de kits de tratamiento de enfermedades diarreicas en las zonas de alto riesgo identificadas, equipos para la salud reproductiva y equipos para la malnutrición aguda severa en más de 127 centros sanitarios de zonas de administración local prioritarias del estado de Borno.

El sector de la salud prestó servicios sanitarios a más de tres millones de personas en el primer semestre de este año.


Vigilancia: atajar los brotes de enfermedades que hayan alcanzado el umbral epidémico

EWARS: el seguimiento de las alertas mediante teléfonos móviles permite la notificación de enfermedades y la respuesta a ellas en tiempo real
EWARS: el seguimiento de las alertas mediante teléfonos móviles permite la notificación de enfermedades y la respuesta a ellas en tiempo real
OMS/CE.Onuekwe

En las dos semanas posteriores a la intensificación de su respuesta de emergencia a finales de agosto de 2016, la OMS puso en marcha su Sistema de Alerta y Respuesta Temprana (EWARS) en 56 establecimientos sanitarios del estado de Borno. A mediados de octubre, gracias a la mejora del acceso a algunas zonas poco accesibles, el número de centros de detección de enfermedades había aumentado a 239. Actualmente utilizan este sistema 239 centros del estado de Borno, los cuales abarcan a aproximadamente el 85% de los desplazados internos que viven en el estado de Borno, esto es, 1,3 millones de personas.

El EWARS de la OMS contribuye a la vigilancia, la alerta y la respuesta frente a enfermedades incluso en los entornos operativos más difíciles. El EWARS ayuda a alertar rápidamente a las autoridades sanitarias en caso de brotes de enfermedades para facilitar su contención en emergencias.


Fortalecimiento de la ayuda humanitaria gracias a la logística

Centro de aislamiento de casos de fiebre hemorrágica vírica construido por la OMS
Centro de aislamiento de casos de fiebre hemorrágica vírica construido por la OMS
OMS/CE.Onuekwe

Para reforzar la capacidad de preparación y respuesta ante la fiebre hemorrágica vírica (FHV), la OMS construyó un centro de tratamiento de la FHV y capacitó a 42 profesionales sanitarios (médicos, enfermeros, especialistas en salud ambiental y trabajadores de limpieza de hospitales) para que presten servicios. La OMS y sus asociados atendieron a seis casos de FHV (Lassa) detectados a principios de este año.

La OMS ha rehabilitado un centro de operaciones en emergencias de salud pública con el fin de proporcionar un espacio de operaciones y el equipo y los procedimientos necesarios para una coordinación eficaz y la adopción oportuna de decisiones, algo imprescindible en una emergencia de salud pública.


Desafíos

Una trabajadora sanitario administra una vacuna a un paciente durante la última campaña de vacunación reactiva contra la meningitis en el estado de Yobe
Una trabajadora sanitaria administra una vacuna a un paciente durante la última campaña de vacunación reactiva contra la meningitis en el estado de Yobe
OMS/CE.Onuekwe

El trabajo humanitario en las zonas afectadas sigue siendo extremadamente difícil. Los recursos y las capacidades para colmar las enormes lagunas de los servicios sanitarios son del todo insuficientes. La inseguridad es uno de los principales problemas: recientemente se han producido varias agresiones contra personal humanitario. Para agravar aún más la situación, la estación húmeda anual está es su momento álgido y se prevén importantes inundaciones, que suelen traer consigo el cólera y otras enfermedades transmitidas por el agua. Todavía es necesario acceder en helicóptero y con escolta militar a muchos lugares.

Sin embargo, en colaboración con el Gobierno y los asociados, la OMS está tomando medidas contundentes para abordar los desafíos sanitarios en la región. La OMS ya ha creado un equipo de respuesta de emergencia y desplegado a personal de emergencia nacional e internacional para coordinar, planificar, efectuar y monitorear las operaciones de emergencia de la OMS en el noreste de Nigeria.