Nepal permanece vigilante para evitar el regreso de la polio

Marzo de 2014

En el distrito de Humla, el más alto de Nepal, en el que la mayoría de las aldeas están situadas entre 3.000 y 5.000 metros sobre el nivel del mar, una voluntaria sanitaria de la comunidad visita a Kiran*, un niño de cinco años, en su hogar. Kiran se queja de que no puede mover sus piernas y también sus brazos han empezado a paralizarse.

La debilidad muscular o parálisis puede obedecer a diferentes infecciones virales o bacterianas u otras causas. En Nepal, los voluntarios sanitarios de la comunidad se capacitan para estar muy alertas ante esos síntomas. Esto se debe a que la parálisis flácida aguda podría indicar que Kiran tiene poliomielitis.

Medidas inmediatas – notificación, exámenes, vigilancia

La vacunación contra la poliomielitis llega a algunas de las zonas más aisladas de Nepal.
Tinje VDC, Dolpa

“Un solo caso confirmado de esta enfermedad muy infecciosa es motivo de máxima preocupación,” dice el Dr. Rajendra Bohara, de la oficina de la OMS en Nepal. “Las voluntarias de la comunidad son el pilar para detectar y notificar cualquier caso de parálisis flácida aguda, incluso en las aldeas más aisladas. Cada vez que se presenta un caso sospechoso de poliomielitis, adoptamos medidas urgentemente.”

La voluntaria sanitaria informó inmediatamente del caso sospechoso al responsable de salud del distrito, y organizó el traslado de Kiran al Hospital de Distrito de Humla, un reto formidable en esta zona montañosa en la que la carretera más próxima puede estar a10 días de marcha.

En el hospital se examinó exhaustivamente a Kiran, y se tomaron dos muestras de deposición con un intervalo de 24 horas. Dado que las máximas concentraciones de poliovirus se producen en un plazo de dos semanas desde la aparición de los primeros síntomas, la rapidez es crucial. Las muestras se almacenaron de inmediato en un refrigerador y se transportaron en bolsas de hielo a la Oficina de la OMS en Katmandú. Desde allí se enviaron a un laboratorio de Bangkok (Tailandia) acreditado por la OMS para la detección de la poliomielitis, uno de los siete laboratorios especializados de la Red Mundial de Laboratorios Antipoliomielíticos.

Mientras se esperaban los resultados de laboratorio, uno de los médicos de vigilancia de la OMS en Nepal viajó al Hospital del Distrito de Humla para realizar una investigación a fondo, que incluía la búsqueda de otro niño con los mismos síntomas que Kiran y la comprobación de la cobertura de vacunación sistemática contra la poliomielitis.

Nepal – exento de poliomielitis desde 2010

Asimismo, comenzaron los preparativos para una campaña de vacunación en la comunidad y los distritos circundantes, a fin de frenar la propagación de la enfermedad en caso de que Kiran tuviera poliomielitis.

Niños hacen cola durante una campaña de vacunación en una escuela de Nepal
OMS

El año pasado se notificaron en Nepal casi 600 casos de parálisis flácida aguda, pero, afortunadamente, se pudo determinar que ninguno de esos niños, incluido Kiran, tenía poliomielitis. El país ha permanecido exento de esa enfermedad desde septiembre de 2010.

“Este es un período crítico en el que debemos permanecer vigilantes,” dice el Dr. Shyam Raj Upreti, gestor del Programa Ampliado de Inmunización en Nepal.

La inmunización sistemática es el principal método para prevenir la reintroducción de la poliomielitis en Nepal. Más del 90% de los niños de Nepal reciben actualmente la vacuna DPT (difteria/tos ferina/tétanos) y la antipoliomielítica, en el marco del programa de inmunización sistemática. Sin embargo, esta cobertura no es uniforme en todo el país.

En Nepal, el riguroso sistema de vigilancia de la poliomielitis es esencial para determinar cuáles son las comunidades en riesgo y los lugares en que es más necesario realizar campañas de vacunación y/o fortalecer la inmunización sistemática. Hasta tanto se erradique la poliomielitis en todo el mundo, siempre existirá la amenaza del virus que se podría importar.

Interacción regional

“Cuando la poliomielitis aún era prevalente en la India, nos esforzamos por impedir que la enfermedad se propagara a través de la frontera”, dice el Dr. Upreti. “Diariamente, miles de personas cruzan esa frontera”.

En la actualidad, la India está exenta de poliomielitis. No obstante, cada año se realizan jornadas nacionales de inmunización contra la poliomielitis con miras a afianzar la inmunidad entre los niños, tanto de la India como de Nepal. En particular, se envían puestos itinerantes de vacunación a comunidades rurales aisladas y se establecen otros en los cruces fronterizos.

“Hemos desarrollado muy buenas relaciones de trabajo con nuestros homólogos de la India y nos reunimos con ellos periódicamente. Siempre que se notifica un caso de parálisis flácida aguda en Nepal, lo comunicamos inmediatamente a las autoridades de la India, y viceversa”, dice el Dr. Bohara.

“Los países vecinos deben colaborar para asegurar que todos mantengamos el máximo nivel posible de vigilancia contra esta enfermedad invalidante”.

* no es su nombre real

Compartir