Suministros de la OMS llegan a Guinea para apoyar la respuesta al brote de Ébola

Abril de 2014

El 30 de marzo llegaron a Conakry, capital de Guinea, más de 3,5 toneladas de material de protección que la OMS comenzó a distribuir inmediatamente en diversos centros sanitarios que luchan contra el brote de la enfermedad provocada por el virus del Ébola.

OMS/T. Jasarevic

Los suministros incluyen equipo de protección personal desechables y material de desinfección y enterramiento seguro. La mitad de las personas infectadas en Conakry son profesionales de la salud. Para luchar contra la infección es esencial impartirles capacitación adecuada y proporcionarles el equipo necesario.

“Con el equipo de protección nos sentimos más tranquilos y podemos realizar nuestro trabajo para ayudar a los pacientes”.

Dr. Lansana Kourouma, jefe de la sección de emergencias del Hospital de la Amistad Chino-Guineana

El virus del Ébola provoca una enfermedad vírica aguda grave, caracterizada generalmente por la aparición repentina de fiebre, debilidad extrema, mialgia, cefalea, diarrea y vómitos. Los brotes de Ébola tienen una tasa de mortalidad que alcanza al 90% de los casos. Dado que no hay tratamiento ni vacuna disponible, la prevención es el medio más eficaz para frenar la transmisión.

“Estos suministros son esenciales, dado que no podíamos entrar en contacto con las personas enfermas que podían tener Ébola. Con el equipo de protección nos sentimos más tranquilos y podemos trabajar para ayudar a los pacientes”, dice el Dr. Lansana Kourouma, jefe de la sección de emergencias del Hospital de la Amistad Chino-Guineana, en el que cinco pacientes se hallan actualmente en observación.

También se envió material al hospital clínico nacional de Donka, en Conakry, en el que se estableció una sala de aislamiento para atender a las personas infectadas. La sala se encuentra en un edificio separado. El Institut Pasteur de Dakar (Senegal) ha enviado técnicos al hospital para que realicen pruebas rápidas sobre el terreno.

Respuesta a escala nacional

Desde el inicio del brote, la mayoría de los casos se han notificado en el sudeste de Guinea. La localización de contactos y el seguimiento prosigue en esas zonas, y Médicos Sin Fronteras (MSF) ha establecido salas de aislamiento en Macenta y Gueckedou. Asimismo, MSF está prestando apoyo al hospital de Kissidougou.

La OMS, el Ministerio de Salud de Guinea y los asociados se reúnen diariamente en el Comité Nacional de Crisis para abordar aspectos clave de la respuesta: coordinación, vigilancia de la enfermedad, gestión clínica, logística y movilización social.

OMS/T. Jasarevic

“Apenas se confirmó el brote, el 21 de marzo, comenzamos a trabajar con el Ministerio de Salud y otros asociados para aplicar las medidas necesarias”, dice el Dr. Zitsamele-Coddy, Representante de la OMS en Guinea. “Es la primera vez que el país afronta un brote de Ébola, por lo que la experiencia de la OMS en esta esfera es muy valiosa.

Se están difundiendo mensajes de salud pública dirigidos a la población, a fin de evitar confusión y proporcionar asesoramiento sobre la manera de evitar la infección.

La OMS facilitó el despliegue de un laboratorio de un consorcio europeo en Gueckedou, con el fin de realizar pruebas de laboratorio de casos sospechosos y pruebas complementarias. Además, la OMS envió especialistas en epidemiología, logística, antropología y control de infecciones a Gueckedou.

El 31 de marzo, 19 de los casos sospechosos se habían confirmado en laboratorios colaboradores, entre ellos el Institut Pasteur de Lyon (Francia), el Institut Pasteur de Dakar (Senegal) y el Instituto de Medicina Tropical Bernhard Nocht de Hamburgo (Alemania).

Desafío regional

La OMS ha alertado a los países limítrofes con Guinea acerca del brote, y les aconsejó que reforzaran la vigilancia de enfermedades con características de una fiebre hemorrágica vírica, especialmente en las zonas fronterizas.

Tanto en sierra Leona como en Liberia se ha notificado a la OMS acerca de casos sospechosos y defunciones, que responden a las características del Ébola, entre personas que habían viajado a las regiones afectadas antes de que comenzaran los síntomas. Las pruebas de dos casos de Liberia arrojaron resultados positivos.

Los tres países intercambian información entre sí y con la OMS diariamente. Asimismo, la OMS mantiene contacto con otros países vecinos que están intensificando sus sistemas de vigilancia.

La OMS no recomienda la aplicación de ninguna restricción a los viajes o el comercio con Guinea, Liberia o Sierra Leona. Datos fidedignos de anteriores brotes revelan que la respuesta rápida en el origen del brote es el mejor medio para reducir el riesgo de propagación internacional de la enfermedad.

Compartir