República Árabe Siria: el riesgo de poliomielitis por encima de cualquier otro interés

Diciembre de 2013

El impulso para vacunar a todos los niños contra la poliomielitis se ha visto obstaculizado por la actual crisis en la República Árabe Siria. La OMS y el UNICEF han hecho un llamamiento a todas las partes para que cooperen, incluso mediante el cese temporal de las hostilidades si fuera necesario, a fin de que las campañas de vacunación puedan llevarse a cabo y todos los niños queden protegidos.

Cuando el Dr. Salah Salem Haithami, funcionario médico de la OMS, se enteró de que la poliomielitis había reaparecido en la República Árabe Siria, lo primero que pensó fue: ¿puedo ir a ayudar? Había trabajado en el Sudán durante doce años en la erradicación de la poliomielitis, pero pocos días después fue enviado a Damasco.

WHO Syria

El segundo pensamiento de Haithami fue para los niños del Yemen, su país. «La poliomielitis no tiene pasaporte; puede afectar a cualquier niño en cualquier parte del mundo», dice. «Lo que yo quiero es ayudar a detener el brote de poliomielitis en Siria y, de esta manera, evitar que los niños que estén fuera de Siria puedan padecer una parálisis de por vida.»

«Todos los niños tienen derecho a estar protegidos contra esta enfermedad discapacitante, y la prestación de asistencia sanitaria ha de ser neutral en todo momento, con independencia del contexto.»

Dr. Ala Alwan, Director Regional de la OMS para el Mediterráneo Oriental

Desde que llegó a Damasco en octubre, Haithami se ha centrado día y noche en la campaña de vacunación contra la poliomielitis. «He ayudado con los pedidos de vacunas y otros suministros. He trasmitido la experiencia que adquirimos en el Sudán y otros países, y he conseguido llegar a un acuerdo para utilizar nuevas tácticas como las visitas domiciliarias y el marcado de dedos, de modo que los vacunadores puedan vacunar a todos los niños. Me he reunido con personas de todos los sectores de la sociedad siria para tratar de obtener un apoyo fundamental para las campañas», explica.

Los casos de poliomielitis en Siria

Los primeros casos sospechosos de poliomielitis en Siria se detectaron el 17 de octubre de 2013. El 29 de octubre el Gobierno de Siria anunció que se habían aislado poliovirus salvajes en 10 niños con parálisis en Deir Ez Zour, una de las zonas del país donde los combates son más intensos. Incluso antes de la confirmación de laboratorio, las autoridades sanitarias de toda la región habían empezado a planificar y ejecutar una respuesta integral al brote. La campaña se puso en marcha el 24 de octubre.

A finales de noviembre, 17 niños sufrían parálisis a consecuencia de la poliomielitis en tres prefecturas diferentes de la República Árabe Siria, en las que no se había registrado ningún caso de poliomielitis desde hacía más de diez años.

WHO Syria

El impulso para vacunar a todos los niños contra la poliomielitis se ha visto obstaculizado por el actual conflicto interno en la República Árabe Siria. «Hacemos un llamamiento a todas las partes para que, en los próximos 6 meses, cooperen con pausas temporales en las hostilidades a fin de poder llevar a cabo las campañas de vacunación y llegar a todos los niños», dice el Dr. Ala Alwan, Director Regional de la OMS para el Mediterráneo Oriental. «Todos los niños tienen derecho a estar protegidos contra esta enfermedad discapacitante, y la prestación de asistencia sanitaria ha de ser neutral en todo momento, con independencia del contexto.»

Campañas dirigidas a 22 millones de niños

Reconociendo que existe un riesgo muy elevado de que la enfermedad se propague a otros países, dentro y fuera de la región, en octubre y noviembre siete países y territorios llevaron a cabo campañas masivas de vacunación antipoliomielítica dirigidas a 22 millones de menores de cinco años. En una resolución conjunta emitida a principios de noviembre, todos los países de la Región del Mediterráneo Oriental de la OMS declararon que la situación de la poliomielitis es cada vez más grave y constituye una emergencia para toda la región. También pidieron apoyo a la hora de negociar y establecer vías de acceso a los niños a quienes actualmente no llegan las campañas de vacunación contra la poliomielitis en el Medio Oriente y el Pakistán, donde se originó el virus causante del brote. Se estima que las campañas tendrán que prolongarse durante los próximos seis a ocho meses para garantizar que todos los niños de Siria y los países vecinos están vacunados.

La OMS está trabajando con el UNICEF, otros organismos de las Naciones Unidas, la Media Luna Roja siria y sus dedicados voluntarios locales, organizaciones no gubernamentales internacionales y nacionales, y otros grupos locales e internacionales que prestan asistencia humanitaria a la población siria afectada por el conflicto, con el fin de garantizar que todos los niños sean vacunados, con independencia de dónde vivan. Se prevé que las intervenciones de respuesta ante los brotes tendrán que prolongarse durante seis a ocho meses, en función de la zona y de la evolución de la situación epidemiológica.

«Este brote pone de relieve la importancia de erradicar la poliomielitis en todas partes, en particular en los tres países donde la enfermedad sigue siendo endémica: Nigeria, el Pakistán y el Afganistán», afirma el Dr. Alwan. «En la medida en que la poliomielitis persista en estos reservorios, siempre habrá riesgo de brotes en el mundo. Debemos hacer todo lo posible por vacunar a todos los niños en esas zonas".

Compartir