Las parteras, en el centro de la nueva estrategia de salud reproductiva de Somalia

Mayo de 2013

En Somalia, gracias a la iniciativa pionera de un programa de salud reproductiva se está ampliando rápidamente el acceso a los servicios de espaciamiento de los embarazos, a la seguridad del parto y a la atención prenatal y postnatal.

Tras dos decenios de conflicto interno, hambruna y colapso del sector de la salud, en 2010 el 80% de la población del país se quedó sin acceso a los servicios básicos de salud. En consecuencia, las posibilidades de dar a luz con la ayuda de una partera capacitada o de acceder a servicios de planificación familiar —o de espaciamiento de los embarazos— eran un sueño remoto para la gran mayoría de las mujeres somalíes, y uno de cada 14 embarazos terminaba en la muerte de la madre.

Espaciando más los embarazos se puede reducir drásticamente la mortalidad materna y aumentar las posibilidades de supervivencia infantil. La doctora Nima Hassan, cirujana del Hospital Banadir en Mogadiscio, describe una tragedia somalí que ocurre con demasiada frecuencia: « El año pasado falleció una paciente por complicaciones durante el parto de su duodécimo hijo. Le advertí que, si volvía a quedar embarazada, tendría problemas, pero su esposo la presionó para tener otro hijo y su organismo no pudo resistirlo.»

PSI Somalia

Pero, a medida que el nuevo Gobierno de Somalia avanza en la reconstrucción de los servicios de salud pública, las mujeres empiezan a hacer realidad aquel sueño.


Un nuevo programa para mejorar el acceso a los servicios de salud reproductiva

El primer paso fue establecer la Estrategia y Plan de Acción Nacional de Salud Reproductiva 2010-2015. El Plan se centra en tres prioridades: espaciamiento de los embarazos, seguridad del parto y eliminación de las prácticas perjudiciales, como la mutilación genital femenina.

« Las cifras pueden parecer moderadas, pero después de dos decenios de ausencia total de cualquier iniciativa de esta índole en materia de salud, representan un avance importante. »

Dr. Humayun Rizwan, médico de atención primaria de salud de la OMS

La OMS ha colaborado con un consorcio de organizaciones no gubernamentales internacionales, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y el UNICEF para apoyar a las tres autoridades sanitarias zonales y la nueva Dirección General de Salud, perteneciente al Ministerio de Desarrollo Humano y Servicio Público, en la elaboración y ejecución del Plan.

En estas primeras etapas, todos los asociados se han centrado en aumentar el número de parteras capacitadas y en mejorar el acceso a los servicios de espaciamiento de los embarazos.

Existe una clara relación entre esos dos objetivos. Las parteras capacitadas no solo desempeñan un papel crucial en la seguridad del parto, sino que también tienen una oportunidad incomparable de hablar con las mujeres acerca de la salud reproductiva en una atmósfera de privacidad y seguridad, y de explicarles qué deben hacer para espaciar los embarazos usando métodos modernos.

Capacitación de parteras

La capacitación es un elemento fundamental del Plan. En 2012, la OMS capacitó a 200 parteras de la zona central y meridional de Somalia en la atención del parto en condiciones higiénicas y seguras y en la referencia temprana de las pacientes. Se formó a otros 200 trabajadores de salud en atención obstétrica básica e integral de urgencia .

PSI Somalia

El UNFPA ha establecido siete escuelas de obstetricia en las que hasta el momento se han licenciado 125 nuevas parteras comunitarias. Los Servicios Internacionales de Población y otras ONG han formado a más de 500 trabajadores de salud, entre los que figuran parteras calificadas y médicos en período de formación en establecimientos de salud pública, para ofrecer información sobre el espaciamiento de los embarazos.

Los Servicios Internacionales de Población y las autoridades sanitarias también han dirigido la distribución de métodos modernos de espaciamiento de los embarazos a través de más de 300 farmacias privadas en Somalilandia. Además, han capacitado al personal de las farmacias y los centros de salud pública para proporcionar asesoramiento.

En Somalilandia, donde el trabajo relacionado con el espaciamiento de los embarazos se inició por primera vez en 2010 porque esta fue la primera región accesible una vez que cedió el conflicto armado, más de 18 000 mujeres han obtenido información esencial sobre salud reproductiva en sesiones de «comunicación interpersonal». Unas 1 300 mujeres han empezado a usar métodos modernos para espaciar los embarazos, con lo que ha mejorado su propia salud y la de sus hijos.

«Las cifras pueden parecer moderadas, pero después de dos decenios de ausencia total de cualquier iniciativa de esta índole en materia de salud, representan un avance importante», señala el doctor Humayun Rizwan, médico de atención primaria de salud de la OMS.

Retos futuros

Somalia ha hecho muchos progresos pero todavía tiene un largo camino por recorrer para ofrecer a todos los somalíes que lo deseen acceso a los servicios de espaciamiento de los embarazos, la atención del parto por parteras, y la atención prenatal y postnatal.

La OMS sigue proporcionando apoyo a las autoridades sanitarias para que establezcan y pongan en práctica políticas destinadas a implantar servicios de espaciamiento de los embarazos y otros servicios de salud reproductiva.

La doctora Marthe Everard, representante de la OMS en Somalia, indica que «el mejoramiento del acceso de las mujeres somalíes a las parteras en todos los servicios básicos de salud reproductiva, incluido el espaciamiento de los embarazos, forma parte de un esfuerzo ingente para mejorar esos servicios particulares y fortalecer los sistemas de salud en general. Las autoridades sanitarias nacionales están comprometidas a ampliar esos servicios. La OMS y sus asociados de las Naciones Unidas y de ONG están a su lado para hacerlo realidad».

Compartir

Enlaces conexos