El viaje de la sangre: de una vida a otra

Junio de 2012

OMS

La sangre es indispensable para la vida. A pesar de los esfuerzos constantes, tendrán que transcurrir todavía muchos años antes de que la sangre artificial pueda sustituir ampliamente a la sangre humana donada. Para que una nación pueda obtener toda la sangre que necesita basta con que del 1% al 3% de su población sea donante.

Los donantes voluntarios son la fuente más segura de sangre, si los comparamos con quien dona sangre a sus familiares en situaciones de emergencia o a quienes lo hacen a cambio de dinero. La OMS recomienda que todos los países, para atender sus necesidades, tiendan a instituir un sistema de donaciones voluntarias regulares. Es fundamental que todas las naciones dispongan de una base estable de personas sanas que donen sangre con regularidad.

El viaje de la sangre, desde la donación hasta la transfusión, es complejo porque antes de poder utilizarse tiene que ser analizada, almacenada y transportada. Los servicios de transfusión tienen ante sí el desafío de suministrar sangre que sea segura y en cantidad suficiente para atender la creciente demanda.

Este reportaje fotográfico describe el viaje de la sangre desde el donante hasta el receptor.

Reportaje fotográfico

Enlaces conexos

Campañas mundiales de salud pública

Recursos de la OMS