Gambia – Introducción de una nueva política fiscal para el tabaco

De conformidad con las recomendaciones dimanantes del ejercicio de evaluación de las necesidades realizado conjuntamente por el Gobierno de Cambia y la secretaría del Convenio a finales de 2012, el país introducirá en enero de 2013 una nueva política fiscal del tabaco.

Actualmente hay en vigor en Gambia varios tipos de impuestos que gravan los productos de tabaco. En el caso de los cigarrillos, estos incluyen: derechos de importación (20% del precio CIF (costo, seguro y flete)), derechos sobre las ventas de productos importados (15% del precio CIF más derechos), impuestos indirectos (165 dalasis (unos US$ 5) por kilo), impuestos ambientales, tasas de despacho aduanero y un gravamen comunitario de la CEDEAO del 0,5%. En los últimos años, los impuestos del tabaco han registrado un ligero incremento, aunque los precios al por menor se han mantenido estables.

La nueva política implicará la evolución de un sistema basado en la aplicación de derechos específicos en función del peso a otro basado eminentemente en la aplicación de derechos específicos en función del número de cigarrillos, como sigue:

1. A partir de 2013 entrará en vigor un impuesto indirecto de 5 dalasis (US$ 0,15) por paquete de cigarrillos, que en 2015 se incrementará a 7 dalasi (US$ 0,21) por paquete.

2. Cuando se trate de productos de tabaco distintos de los cigarrillos que no vienen envasados en paquetes, se aplicará un impuesto indirecto de 37,5 dalasis (US$ 1,14) por kilogramo.

Esta política supondrá un incremento de los impuestos sobre el tabaco equivalente a alrededor de un 25%. El Gobierno también tiene previsto gravar el tabaco a partir de 2014 con un impuesto ad valorem (IVA) del 15%.

En general, las medidas deberían impulsar avances sustanciales en la aplicación del artículo 6 del CMCT de la OMS, que prevé la reducción de la demanda de tabaco.

Dentro de la asistencia prestada en atención a los resultados del ejercicio de evaluación de las necesidades, la secretaría del Convenio ayudó a poner en práctica el programa de asistencia técnica del Banco Mundial colaborando con el Gobierno en el proceso de implantación de una nueva política fiscal del tabaco.

Compartir