Ayuda para la aplicación y alianzas

La propagación de la epidemia de tabaquismo es un problema mundial con consecuencias graves para la salud pública que exige la más amplia cooperación internacional posible para montar una respuesta internacional eficaz, apropiada e integral.

Por lo tanto, hay que ayudar a las Partes que son países en desarrollo y a las que tienen una economía en transición a aplicar medidas eficaces de control del tabaco dentro de su territorio, como lo requiere el CMCT de la OMS.

La Secretaría del Convenio promueve políticas multisectoriales y completas de control del tabaco en los países, así como la coordinación estrecha con organizaciones internacionales e intergubernamentales (de conformidad con los artículos 22 a 26 del Convenio).

De acuerdo con las decisiones de la Conferencia de las Partes, los mecanismos de asistencia a las Partes (principalmente las que son países en desarrollo o tienen una economía en transición) son los siguientes: evaluación de necesidades y compartición de las mejores prácticas; apoyo para la elaboración de proyectos y programas que atienden necesidades concretas; asesoramiento y acceso a recursos disponibles; sensibilización y comunicación; promoción de la transferencia de conocimientos y experiencia de carácter técnico, científico y legal; recopilación y comunicación de información acerca de los asuntos del tratado; promoción de la cooperación Sur-Sur y triangular; y coordinación con organizaciones internacionales.