El Protocolo para la eliminación del comercio ilícito de productos de tabaco queda abierto a la firma

El Protocolo para la eliminación del comercio ilícito de productos de tabaco, adoptado por las Partes en el CMCT de la OMS en noviembre de 2012 en Seúl (República de Corea), se declaró abierto a la firma en una ceremonia que tuvo lugar en la Sede de la OMS el 10 de enero de 2013.

En el acto participaron más de 50 Partes y durante su celebración firmaron el Protocolo 12 Partes, en representación de las seis regiones de la Organización, a saber: China, Francia, Gabón, Libia, Myanmar, Nicaragua, Panamá, República Árabe Siria, República de Corea, Turquía y Uruguay. También se unió al grupo de firmantes Túnez, el 11 de enero, cuando el tratado seguía abierto a la firma en Ginebra.

En el acto participaron más de 50 Partes y durante su celebración firmaron el Protocolo 12 Partes, en representación de las seis regiones de la Organización, a saber: China, Francia, Gabón, Libia, Myanmar, Nicaragua, Panamá, República Árabe Siria, República de Corea, Turquía y Uruguay. También se unió al grupo de firmantes Túnez, el 11 de enero, cuando el tratado seguía abierto a la firma en Ginebra.

Tras esas dos jornadas iniciales en Ginebra, el Protocolo quedó abierto a la firma en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York, y lo seguirá estando hasta el 9 de enero de 2014. El Protocolo entrará en vigor 90 días después de su firma por la cuadragésima Parte.

Las Partes que tomaron la palabra en la ceremonia de apertura manifestaron su sólida adhesión y apoyo al Protocolo; algunas de ellas anunciaron su intención de firmarlo en un futuro próximo.

El acto contó con la presencia de la Directora General de la OMS, que también se dirigió a los asistentes. Intervinieron varios oradores, entre ellos los Representantes Permanentes de la República de Corea y del Uruguay ante las Naciones Unidas en Ginebra, en representación de la Presidencia actual y anterior de la Conferencia de las Partes en el CMCT de la OMS.

También participaron como oradores representantes de asociados clave mencionados en el propio Protocolo, como la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito y la Organización Mundial de Aduana; la Alianza del Convenio Marco habló en nombre de sus miembros.

Este nuevo tratado internacional tiene por objeto combatir el comercio ilegal de productos de tabaco mediante el control de la cadena de suministro y la cooperación internacional. Una de las medidas fundamentales que las Partes se comprometen a aplicar consiste en establecer un sistema mundial de seguimiento y localización con miras a reducir y, a la larga, erradicar el comercio ilícito.

Fotografías: OMS/Pierre Albouy

Compartir