Biblioteca electrónica de documentación científica sobre medidas nutricionales (eLENA)

Administración de suplementos de vitamina D durante el embarazo

Se sabe que la vitamina D desempeña un papel importante en el metabolismo óseo a través de la regulación de la homeostasis del calcio y el fosfato. La vitamina D se produce en el organismo cuando éste se expone a la luz solar, pero también está presente en el pescado azul, los huevos y los productos alimentarios enriquecidos.

Se piensa que la carencia de vitamina D es habitual entre las embarazadas de algunas poblaciones, y se ha visto que se asocia a un mayor riesgo de preeclampsia, diabetes mellitus gestacional, parto prematuro y otras afecciones específicas de determinados tejidos.

La administración de suplementos de vitamina D durante el embarazo aumenta las reservas maternas de vitamina D y puede afectar positivamente la disponibilidad de vitamina D para el feto. Sin embargo, en la actualidad no se dispone de datos suficientes para evaluar de manera directa los beneficios y perjuicios de utilizar únicamente suplementos de vitamina D durante el embarazo para mejorar los resultados sanitarios maternos e infantiles.

Debe alentarse a las embarazadas a que se nutran adecuadamente, a ser posible a través de una dieta sana y equilibrada.

Recomendaciones de la OMS

Dado que no existen datos suficientes para evaluar directamente los beneficios y perjuicios de utilizar únicamente suplementos de vitamina D durante el embarazo para mejorar los resultados sanitarios maternos e infantiles, no se recomienda el uso de esta intervención durante el embarazo como parte de la asistencia prenatal (o higiene del embarazo) ordinaria.

Documentos de la OMS


Directrices aprobadas por el Comité de Examen de Directrices

Pruebas científicas


 

Compartir

Última actualización:

23 de febrero de 2015 10:17 CET

Intervención de categoría 1

El Comité de Examen de Directrices de la OMS ha aprobado recientemente directrices al respecto.

Ejecución

La base de datos mundial sobre la ejecución de intervenciones nutricionales (GINA) contiene políticas, estrategias, planes de acción y disposiciones legislativas en materia de nutrición del mundo entero. No se recomienda la ejecución de esta intervención.