Biblioteca electrónica de documentación científica sobre medidas nutricionales (eLENA)

Administración de suplementos de vitamina A a embarazadas

La vitamina A es importante para la vista, la función inmunitaria y el crecimiento y desarrollo fetal. La carencia de vitamina A constituye un problema de salud pública en muchas partes del mundo, particularmente en África y Asia Sudoriental. Puede causar problemas de visión en forma de ceguera nocturna y, en los niños, puede aumentar el riesgo de enfermedad y muerte por infecciones infantiles, como el sarampión y las que causan diarrea.

Aunque las embarazadas son propensas a padecer una carencia de vitamina A durante la gestación, dicha propensión es máxima durante el tercer trimestre del embarazo, debido al rápido desarrollo del feto y al aumento fisiológico de la volemia durante ese periodo.

Si bien hay algunos indicios de que las dosis bajas de suplementos de vitamina A que se administran a las embarazadas una vez al día o a la semana a partir del segundo o tercer trimestre del embarazo pueden atenuar la gravedad del descenso de la concentración sérica de retinol materno hacia el final de la gestación y los síntomas de la ceguera nocturna, los datos actuales indican que la administración de suplementos de vitamina A durante el embarazo no reduce el riesgo de enfermedad o muerte en las madres ni en sus hijos.

Debe alentarse a las embarazadas a que se nutran adecuadamente, a ser posible a través de una dieta sana y equilibrada.

Recomendaciones de la OMS

Solo se recomienda la toma de un suplemento de vitamina A como método para prevenir la ceguera a las embarazadas de zonas donde el déficit de vitamina A sea un problema grave de salud pública.*, **

* El déficit de vitamina A es un problema grave de salud pública si ≥ 5% de las mujeres de una población tienen antecedentes de ceguera nocturna en su embarazo más reciente con resultado de nacido vivo en los 3 a 5 años anteriores, o si ≥ 20% de las embarazadas tienen un nivel de retinol en suero < 0,70 µmol/L. Para determinar si el déficit de vitamina A es un problema de salud pública es necesario calcular la prevalencia del déficit en una población utilizando indicadores bioquímicos y clínicos específicos de los niveles de vitamina A.
** Esta recomendación reemplaza la anterior recomendación de la OMS (Vitamin A supplementation in pregnant women, 2011).


Para más información, véanse las directrices y otros documentos de orientación que figuran más adelante en el apartado «Documentos de la OMS».

Documentos de la OMS


Directrices aprobadas por el Comité de Examen de Directrices
Otros documentos de orientación

Pruebas científicas


Revisiones sistemáticas utilizadas para elaborar las directrices

 

Última actualización:

1 de mayo de 2017 15:50 CEST

Intervención de categoría 1

El Comité de Examen de Directrices de la OMS ha aprobado recientemente directrices al respecto.

Ejecución

La base de datos mundial sobre la ejecución de intervenciones nutricionales (GINA) contiene políticas, estrategias, planes de acción y disposiciones legislativas en materia de nutrición del mundo entero.

Medidas nutricionales esenciales

Esta intervención forma parte de las «Essential Nutrition Actions» para los primeros 1000 días de vida.