Biblioteca electrónica de documentación científica sobre medidas nutricionales (eLENA)

Inicio temprano de la lactancia materna

La lactancia materna ofrece muchos beneficios para la salud, tanto de la madre como del lactante. Para reducir la mortalidad y la falta de salud de los menores de un año, la OMS recomienda que las madres comiencen a amamantar a sus hijos en su primera hora de vida, lo que se conoce como “inicio temprano de la lactancia materna”. Se garantiza así que el niño reciba el calostro (“primera leche”), rico en factores de protección.

En muchas partes del mundo, las tasas de inicio temprano de la lactancia materna son extremadamente bajas. Las intervenciones siguientes contribuyen al inicio temprano de la lactancia materna:

  • informar a las madres sobre la lactancia materna antes del parto;
  • ayudar a las madres a poner a su hijo recién nacido en contacto con su piel y a reconocer los signos que indican que está preparado para comenzar a amamantar;
  • asegurarse de que los centros de maternidad cuentan con políticas y personal que fomentan la estancia de la madre y el recién nacido en la misma habitación y el inicio de la lactancia materna en la primera hora de vida;
  • apoyar el inicio temprano de la lactancia materna por las mujeres que dan a luz en casa.

Documentos de la OMS


Documentación científica


Revisión Cochrane
Estudios clínicos
Compartir

Última actualización:

10 de julio de 2013 02:30 CEST

Intervención de categoría 2

Se han realizado abundantes investigaciones pero no se cuenta todavía con unas directrices recientes aprobadas por el Comité de Examen de Directrices de la OMS