Estrategia mundial sobre régimen alimentario, actividad física y salud

El papel de la OMS

Como se indica en la Estrategia mundial sobre régimen alimentario, actividad física y salud, la OMS ofrece liderazgo y recomendaciones basadas en datos probatorios, y fomenta las acciones internacionales para mejorar las prácticas dietéticas y aumentar la actividad física, tales como:

  • la celebración de debates con la industria alimentaria transnacional y el sector privado en apoyo de los objetivos de la Estrategia y de la aplicación de las recomendaciones en los países;
  • el apoyo a la ejecución de los programas a petición de los Estados Miembros;
  • el apoyo y la promoción de la investigación en áreas prioritarias para facilitar la aplicación y evaluación del programa, en estrecha colaboración con las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas y otros órganos intergubernamentales (FAO, UNESCO, UNICEF, Universidad de las Naciones Unidas, etc.), institutos de investigación y otros asociados;
  • la colaboración con la FAO y otras organizaciones del sistema de las Naciones Unidas, el Banco Mundial y los institutos de investigación en su evaluación de las repercusiones de la Estrategia en otros sectores;
  • la continuación del trabajo conjunto con los Centros Colaboradores de la OMS para crear redes de aumento de la capacidad en materia de investigación y formación, la movilización de contribuciones de las organizaciones no gubernamentales y la sociedad civil, y la facilitación de investigaciones colaborativas y coordinadas sobre las necesidades de los países en desarrollo en materia de aplicación de la Estrategia.

Enlaces conexos

Compartir