Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

Síndrome respiratorio de Oriente Medio por coronavirus - Actualización

El Ministerio de Salud de Arabia Saudita ha anunciado tres nuevos casos, confirmados mediante pruebas de laboratorio, de síndrome respiratorio de Oriente Medio por coronavirus (MERS-CoV), uno de ellos mortal.

El primer paciente es una mujer de 63 años con afecciones subyacentes, procedente de la región oriental, el segundo, un varón de 75 años con afecciones subyacentes, procedente de la prefectura de Al-Ahsa, y el tercero, un varón de 21 años de la prefectura de Hafar Al-Batin, que ha fallecido. Por otra parte, ha fallecido un caso anteriormente confirmado mediante pruebas de laboratorios.

En conjunto, desde septiembre de 2012 hasta la fecha la OMS ha recibido notificación de un total de 58 casos de MERS-CoV confirmados mediante pruebas de laboratorio, 33 de ellos mortales.

Hasta la fecha, la OMS ha recibido notificaciones de casos confirmados mediante pruebas de laboratorio procedentes de los siguientes países del Oriente Medio: Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Jordania y Qatar. También Alemania, Francia, Italia, el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte y Túnez han notificado casos confirmados en el laboratorio; se trata de pacientes que habían sido derivados a esos países para recibir tratamiento o personas que habían regresado de Oriente Medio y enfermaron posteriormente. En Francia, Italia, el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte y Túnez se ha registrado una transmisión local limitada entre personas que no habían estado en Oriente Medio pero que habían tenido contacto directo con casos confirmados en el laboratorio o casos probables.

Considerando la situación actual y la información disponible, la OMS alienta a todos los Estados Miembros a proseguir sus actividades de vigilancia de las infecciones respiratorias agudas graves y a analizar minuciosamente cualquier tendencia inusual.

Se aconseja a los proveedores de salud que mantengan la vigilancia. Los viajeros llegados recientemente de Oriente Medio que desarrollen una infección respiratoria aguda grave deberán someterse a análisis para descartar el MERS-CoV, según se indica en las actuales recomendaciones de vigilancia. En la medida de lo posible se obtendrán muestras de las vías respiratorias inferiores de los pacientes para efectuar el diagnóstico. Se recuerda a los médicos que deben considerar la posibilidad de un MERS-CoV incluso ante signos y síntomas atípicos, como la aparición de diarrea en pacientes inmunodeprimidos.

Se recuerda a los servicios de salud la importancia que reviste la aplicación sistemática de las actividades de prevención y control de las infecciones. Los centros de salud que atiendan a pacientes con MERS-CoV presunto o confirmado han de adoptar las medidas oportunas para reducir el riesgo de transmisión del virus a otros pacientes, profesionales sanitarios y visitantes.

Se recuerda a todos los Estados Miembros que deben evaluar y notificar rápidamente a la OMS cualquier nuevo caso de MERS-CoV, así como cualquier dato sobre posibles exposiciones y el riesgo consiguiente de infección y una descripción de la evolución clínica de los casos. Se ha de iniciar sin demora la investigación del origen de la exposición para determinar la vía de exposición, a fin de prevenir la ulterior transmisión del virus.

La OMS no aconseja la realización de cribados especiales en los puntos de entrada ni, por el momento, la imposición de restricciones a los viajes ni al comercio en relación con este evento.

La OMS sigue vigilando estrechamente la situación.

Compartir