Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

Infección por un nuevo coronavirus - Actualización

La OMS ha sido notificada de 4 nuevos casos de infección por el nuevo coronavirus, uno de ellos mortal. Los nuevos casos se han identificado gracias al aumento de la vigilancia en Arabia Saudita (3 casos, 1 mortal) y Qatar (1 caso). Con ello, el número de casos confirmados mediante pruebas de laboratorio se eleva a 6.

Prosiguen las investigaciones epidemiológicas, clínicas y virológicas para establecer el origen probable de la infección, la vía de exposición y la posibilidad de que el virus de transmita de persona a personas. Los contactos íntimos de los casos recién confirmados están siendo identificados y sometidos a seguimiento.

Hasta ahora, solo los dos casos más recientes confirmados en Arabia Saudita están relacionados desde el punto de vista epidemiológico: son de la misma familia y viven en la misma casa. Las investigaciones preliminares indican que estos 2 casos presentaron síntomas iniciales similares. Uno falleció y el otro se ha recuperado.

Además, otros 2 miembros de esta familia presentaron síntomas similares. Uno ha fallecido y el otro se está recuperando. Los resultados de las pruebas de laboratorio del caso mortal están pendientes, mientras que los del caso que se está recuperando han sido negativos para el nuevo coronavirus.

La OMS sigue colaborando con los Gobiernos de Arabia Saudita y Qatar, así como con otros asociados internacionales, para conocer mejor el nuevo coronavirus y la enfermedad que causa en el ser humano. Son necesarios más estudios epidemiológicos y científicos para conocer mejor el virus.

La OMS alienta a todos los Estados Miembros a que mantengan la vigilancia de las infecciones respiratorias agudas graves y está revisando la definición de los casos y otras orientaciones relacionadas con el nuevo coronavirus. Mientras no se disponga de más información, la prudencia aconseja que se considere que el virus probablemente tenga una distribución más amplia y no se limite a los dos países en los que hasta ahora se han identificado casos. Los Estados Miembros deben considerar la posibilidad de realizar pruebas de detección del nuevo coronavirus en casos de neumonía no filiados, incluso en ausencia de viajes u otras relaciones con Oriente Medio. Además se deben investigar exhaustivamente todos los conglomerados de casos de infección respiratoria aguda grave, así como los casos registrados en personal sanitario, independientemente del lugar en el que se produzcan.

De los 6 casos confirmados mediante pruebas de laboratorio que se han notificado a la OMS, 4 (2 de ellos mortales) proceden de Arabia Saudita y 2 de Qatar.

Compartir