Alerta y Respuesta Mundiales (GAR)

Fiebre de Lassa en Nigeria

A principios de 2012, el Ministerio de Salud Federal de Nigeria notificó a la OMS un brote de fiebre de Lassa. A fecha del 22 de marzo se habían registrado 623 casos sospechosos, 70 de ellos mortales, en 19 de los 36 estados del país. Las pruebas de laboratorio realizadas en el Hospital de Especialidades de Irrua (Estado de Irrua Edo) han confirmado la presencia de infección por virus de Lassa en 108 pacientes. Entre los casos mortales ha habido 3 médicos y 4 enfermeros. Esta información es provisional y está sujeta a los cambios que se puedan derivar de las pruebas de laboratorio que se realicen en otros casos sospechosos.

Para hacer frente al brote, los gobiernos federal y estatal están reforzando la vigilancia para detectar precozmente la enfermedad, reforzando el tratamiento de los pacientes y realizando campañas de sensibilización de la población afectada.

Los principales obstáculos son los problemas de seguridad del país, que limitan el acceso a algunas zonas, así como la escasez de recursos para responder a las dimensiones crecientes del brote.

La OMS no recomienda que se restrinjan los viajes a Nigeria ni el comercio con ese país. Los viajeros procedentes de zonas afectadas que presenten fiebre, malestar, cefaleas, dolor de garganta, mialgias, dolor torácico, náuseas, vómitos, diarrea y dolor abdominal deben buscar atención médica.

La infección humana por el virus de Lassa suele adquirirse por exposición a roedores infectados del género Mastomys. La transmisión de persona a persona se produce por contacto directo con enfermos en la comunidad o en el entorno sanitario. El mayor riesgo corresponde a las personas residentes en zonas rurales donde hay Mastomys. Los profesionales sanitarios también están en riesgo cuando no existen prácticas adecuadas de control de la infección.

Compartir

Enlaces conexos