Preparación y respuesta ante emergencias

Seychelles – Sospecha de peste (procedente de Madagascar)

Brotes epidémicos
15 de octubre de 2017

Desde agosto de 2017, Madagascar viene sufriendo un importante brote de peste que afecta a grandes ciudades y otras zonas no endémicas y que conlleva un riesgo moderado de propagación a islas vecinas del Océano Índico. El riesgo se ha visto mitigado por el corto periodo de incubación (tiempo transcurrido entre la exposición y el inicio de los síntomas) de la peste neumónica y la implantación en el aeropuerto y principales puertos de exámenes a la salida del país. Para obtener más información, véase el último informe sobre la situación:

El 10 de octubre de 2017, el Ministerio de Salud de Seychelles notificó a la OMS un caso probable de peste neumónica en un hombre de 34 años que viajó a Madagascar y volvió a Seychelles el 6 de octubre. El 9 de octubre presentó síntomas y acudió a un centro de salud local. La exploración y los antecedentes de viaje reciente a Madagascar llevaron a sospechar peste neumónica, por lo que fue inmediatamente derivado a un hospital, donde se procedió a su aislamiento y tratamiento.

Una prueba diagnóstica rápida realizada en el país el 11 de octubre en una muestra de esputo dio resultados débilmente positivos. Desde entonces el paciente ha sido tratado como caso probable hasta que se reciba confirmación de un laboratorio de referencia de la OMS para la peste. La muestra se ha enviado al Instituto Pasteur de París para confirmación. El paciente sigue hospitalizado y en aislamiento hasta que complete el tratamiento con antibióticos. En la actualidad no presenta síntomas y su situación es estable.

Entre el 9 y el 11 de octubre de 2017, ocho de sus contactos presentaron síntomas leves y también han sido aislados. Se han identificado otros dos casos sospechosos sin vínculos epidemiológicos establecidos con el caso probable, que también han sido aislados y tratados.

En total se han obtenido y enviado al Instituto Pasteur de París 10 muestras del caso probable, de sus contactos y de los dos casos sospechosos.

El 13 de octubre fue el último día de seguimiento de los 320 contactos del caso probable, entre ellos 41 pasajeros y 7 tripulantes de su vuelo de vuelta a Seychelles, 12 familiares cercanos y 18 profesionales y pacientes del centro de salud al que acudió. A todos ellos se les ha administrado un tratamiento profiláctico con antibióticos.

También han recibido profilaxis antibiótica 577 niños y 63 profesores que podrían haber estado en contacto con uno de los individuos identificados mediante el minucioso rastreo de los contactos que se está llevando a cabo.

En la actualidad solo están ingresados como precaución, y seguirán recibiendo tratamiento en el hospital pese a que no presentan signos de distrés respiratorio, 11 contactos íntimos y un extranjero que no estuvo en contacto con el caso probable, pero que llegó de Madagascar recientemente.

Respuesta de salud pública

El 10 de octubre se estableció un Comité de Crisis que desde entonces se ha reunido diariamente para coordinar la vigilancia, el rastreo de los contactos, la gestión de los casos, el aislamiento y los suministros.

El 12 de octubre se restableció una línea telefónica directa.

El Gobierno ha asignado a las intervenciones del Comité fondos que han permitido establecer una unidad temporal de aislamiento mientras se amplía la ya existente, adquirir suministros esenciales, llevar a cabo el rastreo de los contactos y capacitar al personal encargado de ejecutarlo, etc.

El 8 de octubre se suspendieron los vuelos de Air Seychelles con origen y destino en Madagascar para reducir la probabilidad de que se importen nuevos casos desde ese país.

De acuerdo con la información disponible hasta ahora, la OMS no aconseja la imposición de restricciones a los viajes ni al comercio.

El 10 de octubre de 2017, el Ministerio de Salud de Madagascar, con el apoyo de la OMS, inició la realización de exámenes a la salida del aeropuerto internacional de Antananarivo para evitar la propagación internacional. Se está planificando un mayor apoyo de la OMS y los asociados para reforzar las medidas adoptadas en los puntos de entrada con el fin de evitar la propagación internacional.

La OMS ha enviado a tres epidemiólogos y un especialista en comunicación de riesgos para que colaboren con la oficina de la OMS en el país y con el Ministerio de Salud Pública en la respuesta a la situación actual.

Evaluación del riesgo por la OMS

La peste es una enfermedad infecciosa causada por Yersinia pestis, una bacteria zoonótica que suele encontrarse en pequeños mamíferos y en las pulgas que los parasitan. La transmisión entre los animales se hace a través de las pulgas. El ser humano puede contaminarse por la picadura de pulgas infectadas, contacto directo con materiales contaminados o inhalación.

Hay tres formas de peste, en función de la vía de infección: bubónica, neumónica y septicémica.

La peste neumónica o pulmonar es la forma más virulenta, y puede desencadenar graves epidemias mediante la transmisión de persona a persona a través de gotículas respiratorias. El periodo de incubación puede ser de tan solo 24 horas. Por lo general, se produce cuando la peste bubónica avanzada llega a los pulmones. Las personas con peste neumónica secundaria pueden generar gotículas infecciosas aerosolizadas y, a través de ellas, transmitir la enfermedad a otras personas. En ausencia de tratamiento, la forma neumónica es invariablemente mortal.

Nunca se han notificado casos de peste en Seychelles, y por el momento tampoco se ha confirmado definitivamente ningún caso. El caso descrito aquí se seguirá considerando probable hasta que se disponga de una clasificación final en función de los resultados de las pruebas realizadas en el Instituto Pasteur de París.

El Gobierno de Seychelles ha establecido medidas precautorias, como el aumento de la vigilancia, el aislamiento y tratamiento de los casos sospechosos, el rastreo de los contactos y el tratamiento profiláctico de los posibles contactos.

Aunque se confirmara el caso, se considera bajo el riesgo de propagación en Seychelles, y muy bajo el riesgo general regional y mundial.

Consejos de la OMS a los viajeros

En las circunstancias actuales, el riesgo de que los viajeros internacionales entren en contacto con la peste es muy bajo. De acuerdo con la información disponible, la OMS no aconseja la imposición de restricciones a los viajes a Seychelles o Madagascar ni al comercio con esos países.

El 3 de octubre de 2017 la OMS publicó sus consejos a los viajeros internacionales en relación con el brote de peste en Madagascar, consejos que también deben seguir quienes viajen a Seychelles.

El 11 de octubre, el Ministerio de Salud anunció varias medidas contra la peste neumónica en un comunicado de prensa publicado en su sitio web. Como muchas de esas medidas afectan de forma significativa el tráfico internacional, el 13 de octubre el Ministerio informó a la OMS de que le comunicará las razones de salud pública y la información científica que le llevaron a adoptar esas medidas, tal como exige el artículo 43.3 del Reglamento Sanitario Internacional (2005).

Para más obtener más información sobre la peste y su prevención, véase el sitio web de la OMS sobre esta enfermedad.