Boletín de la Organización Mundial de la Salud

El efecto de tener un hijo posterior para la salud mental de las mujeres que perdieron a un hijo en el terremoto de Sichuan en el año 2008: un estudio transversal

Yao Xu, Helen Herrman, Rebecca Bentley, Atsuro Tsutsumi & Jane Fisher

Objetivo

Evaluar si tener un hijo posterior tuvo algún efecto en la salud mental de las madres chinas que perdieron a un hijo durante el terremoto.

Métodos

Se llevó a cabo un estudio transversal de madres en duelo entre 30 y 34 meses después del terremoto de Sichuan del año 2008, para lo que se realizaron entrevistas estructuradas de carácter individual con el fin de evaluar sus características sociodemográficas, sus experiencias tras el desastre y su salud mental. Las entrevistas incluyeron la medición psicométrica estandarizada de la ansiedad, la depresión, el trastorno de estrés postraumático (TEPT) y el duelo complicado, y también se evaluó el apoyo social. Se empleó un modelo ajustado que tomaba en consideración posibles factores para examinar cualquier relación entre los síntomas psicológicos y el nacimiento del siguiente hijo.

Resultados

La prevalencia de los síntomas psicológicos fue mayor en las madres que no tuvieron otro hijo tras perder al primero. En un modelo ajustado, los síntomas de ansiedad (cociente de posibilidades, OR: 3,37; intervalo de confianza del 95%, IC: 1,51–7,50), depresión (OR: 9,47; IC del 95%: 2,58–34,80), TEPT (OR: 5,11; IC del 95%: 2,31–11,34) y duelo complicado (OR: 10,73; IC del 95%: 1,88–61,39) fueron notablemente superiores entre las 116 mujeres sin un hijo posterior que entre las 110 mujeres que habían tenido otro hijo tras el duelo. Más de dos terceras partes de las madres con bebés recientes presentaban síntomas psicológicos clínicamente relevantes.

Conclusión

Las mujeres que han perdido a un hijo único en un desastre natural son especialmente vulnerables a los problemas psicológicos a largo plazo, en particular cuando han alcanzado una edad en la que es difícil concebir de nuevo. La investigación debería centrarse en el desarrollo y la evaluación de intervenciones diseñadas para proporcionar a las mujeres apoyo psicológico y servicios de reproducción.