Boletín de la Organización Mundial de la Salud

Difusión de las muertes relacionadas con el VIH/SIDA y clasificadas erróneamente en Sudáfrica

Jeanette Kurian Birnbaum, Christopher JL Murray & Rafael Lozano

Objetivo

Cuantificar las muertes debidas a la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) o el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) que se han atribuido erróneamente a otras causas en los datos del registro de defunciones de Sudáfrica y realizar el ajuste correspondiente a este sesgo.

Métodos

Las defunciones incluidas en la base de datos de mortalidad de la Organización Mundial de la Salud se distribuyeron en 48 causas mutuamente excluyentes. Para cada causa, se compararon los índices de mortalidad por sexo y edad con el índice medio de las personas con edades comprendidas entre 65–69, 70–74 y 75–79 años, con el fin de generar unos índices mundiales de mortalidad «relativos». También se realizó el cálculo de dichos índices relativos, exclusivo para Sudáfrica. Se emplearon las diferencias existentes entre los índices de mortalidad relativa mundial y de Sudáfrica para determinar las causas por las que determinadas muertes por VIH/SIDA se habían atribuido erróneamente a otras causas en Sudáfrica y para establecer cuántas de esas muertes por VIH/SIDA se atribuyeron erróneamente a cada una de dichas causas. Esas muertes se reatribuyeron entonces al VIH/SIDA.

Resultados

Las muertes por VIH/SIDA se han clasificado, a menudo, incorrectamente en Sudáfrica, atribuyéndose a otras 14 enfermedades. Si bien durante el periodo comprendido entre 1996 y 2006 las muertes atribuidas al VIH/SIDA equivalieron a un 2,0–2,5% de todas las defunciones registradas en Sudáfrica, nuestros análisis demuestran que el porcentaje real de mortalidad específica para esta causa aumentó del 19% (rango de incertidumbre: 7–28%) al 48% (rango de incertidumbre: 38–50%) durante dicho periodo. Se descubrió que más de un 90% de las muertes por VIH/SIDA se atribuyeron erróneamente a otras causas durante el periodo comprendido entre 1996 y 2006.

Conclusión

El ajuste debido a los errores de clasificación en la causa de la muerte, un procedimiento sencillo que podría realizarse en cualquier país, puede mejorar los datos de los registros de defunciones y ofrecer estimaciones empíricas de las muertes por VIH/SIDA que puedan resultar útiles a la hora de analizar los cálculos de los modelos demográficos.

Compartir