Boletín de la Organización Mundial de la Salud

Reducción de la desigualdad socioeconómica en materia de retraso del crecimiento infantil: la experiencia del Brasil, 1974–2007

Carlos Augusto Monteiro, Maria Helena D’Aquino Benicio, Wolney Lisboa Conde, Silvia Konno, Ana Lucia Lovadino, Aluisio JD Barros & Cesar Gomes Victora

Objetivo

Evaluar las tendencias de la prevalencia y la distribución social del retraso del crecimiento infantil en el Brasil a fin de evaluar el efecto de las políticas de redistribución de los ingresos y los servicios básicos aplicadas en ese país en los últimos años.

Métodos

Se estimó la prevalencia de retraso del crecimiento (puntuación z de la talla para la edad inferior a 2 empleando los patrones de crecimiento infantil de la Organización Mundial de la Salud) entre los menores de 5 años a partir de datos recogidos en encuestas nacionales de hogares realizadas en el Brasil en 1974–75 (n = 34 409), 1989 (n = 7374), 1996 (n = 4149) y 2006–07 (n = 4414). La desigualdad socioeconómica absoluta y relativa en materia de retraso del crecimiento se determinó midiendo el índice de desigualdad de la pendiente y el índice de concentración, respectivamente.

Resultados

A lo largo de 33 años, hemos documentado una disminución constante de la prevalencia nacional de retraso del crecimiento del 37,1% al 7,1%. La prevalencia se redujo del 59,0% al 11,2% en el quintil más pobre, y del 12,1% al 3,3% en el quintil más rico. La disminución fue especialmente pronunciada en los últimos 10 años considerados (1996-2007), periodo durante el cual la brecha entre las familias pobres y ricas con menores de 5 años también se redujo en términos de poder adquisitivo; acceso a la educación, la atención sanitaria y los servicios de abastecimiento de agua y saneamiento; e indicadores de salud reproductiva.

Conclusión

En el Brasil, el desarrollo socioeconómico unido a políticas públicas favorables a la equidad ha ido acompañado de mejoras notables de las condiciones de vida y de una disminución considerable de la desnutrición infantil, así como de una reducción de la brecha observada en lo tocante al estado nutricional entre los niños de los quintiles socioeconómicos superior e inferior. Los nuevos estudios que se hagan en el futuro nos indicarán si esos beneficios se han mantenido o no durante la actual crisis económica mundial.

Compartir